Lejos de bajar los brazos y lamentar los vaivenes de la construcción en la ciudad, vecinos del Estación se unieron para impulsar un emprendimiento que les permita superar los problemas de empleo y generar una fuente de ingresos. Este grupo de cuatro personas trabaja con una bloquera que por el momento funciona junto a la sede del barrio.   

“La idea es tratar de salir adelante”, cuenta Ricardo Garrido a diario La Portada mientras de fondo retumba el sonido de una máquina que hoy representa el principal activo para estos vecinos del Estación. “Como trabajo no hay decidimos emprender esto que es una bloquera”, destaca acompañado por el presidente de la Junta, Carlos “Botita” Molina.

Explica que si bien el proyecto nace con cuatro integrantes, el objetivo a corto plazo es incorporar más colaboradores, resaltando que las puertas están abiertas a quienes tengan la intención de sumar y aportar. Comenta luego que todo surge a partir de una necesidad: el empleo. “La bloquera estaba tirada y abandonada. Nosotros la restauramos”, agrega.

Reconoce que nada es sencillo y que desearían mayor apoyo por parte de las autoridades gubernamentales. “Para arrancar tuvimos que pagar el motor de la máquina, poner el cemento y conseguir la arena. Todo cuesta”, asegura. De todas maneras, se muestra esperanzado en que el emprendimiento salga a flote.

“Tenemos un encargue de 500 bloques. Un compañero necesita hacer un paredón y nos contrató”, dice contento y pide que los vecinos de la ciudad los tengan en cuenta como una alternativa. “Se pueden acercar a charlar. Quienes no pueden pagar de un solo viaje existe el tema de las cuotas”, resalta y recuerda que “somos cuatro trabajadores desocupados de la construcción”.

Garrido plantea que necesitan un predio propio para funcionar y consolidar así esta iniciativa laboral. “El terreno está, ahora los que buscamos es el galpón. Tenemos maquinaria: soldadora, herramientas de carpintería. Pasa que no tenemos el lugar”, señala. Hoy trabajan a pasos de la Asociación Vecinal.

“Antes no teníamos posibilidades. Al menos ahora podemos arrancar con esto para llevar un poco de dinero a las casas. Vamos a tratar de que todo salga de nosotros, pero si la Municipalidad quiere dar una mano bienvenida sea. La arena y las bolsas de cemento es lo que más cuesta. Lo hacemos todo a pulmón”, añade.

RECUADRO

Una segunda bloquera

Por otro lado, el presidente de la Asociación Barrial, Carlos Molina, adelantó que el Estación tendrá una segunda bloquera en marcha la cual estará a cargo de unos siete jóvenes. “Ahí el vecino podrá ir a cortar su bloque llevando materiales. Un tiempo será para el grupo de trabajo y otro para la gente”, informó, ponderando que “en estos días ya estará funcionando”.

“Esto se trata de apoyar a todos los vecinos. Tienen que acercarse, nada más. Hay posibilidades para trabajar y para cortar. Los espacios son abiertos. No existen inconvenientes. La bloquera barrial es para utilizarla entre todos. No queremos conflictos ni problemas”, amplió el dirigente que transita su segundo mandato al frente de la Junta.

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here