Jubilados de la cordillera trabajan en una propuesta para el ISSyS

0

Jubilados y jubiladas provinciales se encuentran expectantes a la espera de la oficialización del llamado a las elecciones en el Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), para elegir a su nuevo representante dentro de la entidad. En esta línea, un grupo de la cordillera se reúne todos los jueves para confeccionar una propuesta.

Así lo explicó Rosa Contrera en diálogo con La Portada, quien expuso que “estamos preparando un proyecto de reorganización, para proponerle a todos los afiliados una lista con candidatos de toda la provincia”. Resaltó que el objetivo es “más allá de los nombres, volver a construir un Instituto confiable y de servicio, en la obra social y en la caja de jubilaciones”.

Puso como ejemplo un hecho reciente. Este mes se enteraron que por una resolución de noviembre de 2023 firmada por la actual representante de los jubilados, Sara Gianardo, el ex presidente, Alfredo Prior, y el vocal del Poder Ejecutivo, Jorge Vecchio, solo existía cobertura al 100% de las mamografías para mujeres hasta los 69 años de edad.

“Hasta esta resolución, todas las mujeres podíamos hacernos un chequeo anual, como una cuestión preventiva, al Instituto le sale más barato prevenir que curar un cáncer de mama. Pero habían decidido que después de los 70 se cubra si pasa algo o que la paguen”, detalló Contrera. Finalmente, acompañados por ALCEC, reclamaron y luego de hablar con el interventor, Rodrigo San Martín, consiguieron que dejen sin efecto esa determinación.

De todas maneras, Contrera aclaró que pretenden y esperan que se cambie la resolución para que no sea posible para ninguna autoridad que asuma aplicarla nuevamente.

En cuanto al acto eleccionario, expuso que San Martín les dijo que el decreto de convocatoria “estaba a la firma”. “No tenemos ni idea de cuál es el cronograma”, agregó.

Sobre la finalización de la intervención, que se concreta esta semana, dijo que desde su punto de vista “corresponde que el interventor finalice sus funciones y el gobernador designe un presidente y el vocal que lo represente”. “El 30 deberían estar en funciones a la espera de que se concrete el acto eleccionario, que debe ser urgente porque es anómalo que funcione de esa manera”, recalcó.

Los lineamientos para acomodar el Instituto

Por otra parte, Contrera remarcó que la propuesta en la que trabajan de cara a las elecciones pretende que se establezca “una relación estrecha con los jubilados, no puede ser el directorio un ente aislado y que solamente esté uno como jubilado peleando por los derechos que nos corresponden”. “Tiene que haber un ida y vuelta entre al menos un representante del sector y los jubilados en toda la provincia”, consideró.

En este sentido, afirmó: “Hoy no sabemos a ciencia cierta cuáles son las prestaciones que nos corresponden, estamos adivinando”. Incluso, reveló que en algunos casos influye “si sos conocido o no, pero todos debemos tener igualdad de derechos dentro del Instituto”. “Si alguien necesita un avión no tenés que ser el amigo de nadie para conseguirlo, la derivación es una cuestión que tiene que estar sistematizada”, agregó.

Asimismo, indicó que deben aclararse “cuáles son las relaciones con los centros y colegios de profesionales, ver qué pasa con los psicólogos y otras áreas que tienen coberturas muy bajas, hay que poner sobre la mesa esas cuestiones”.

De todos modos, sostuvo que “la deuda es el gran tema” que tiene el ISSyS. “Queremos estar adentro y saber qué se va a hacer con ese dinero cuando lo empiecen a reintegrar al Instituto, hay que hacer una proyección de la obra social y de la caja de jubilaciones a 20 años, para ver cómo va a ir insertándose de manera tal que sean sustentables”, detalló Contrera.

“Hablamos de reconstruir y sobrevivir en una etapa de crisis. Nuestro Instituto debe garantizar, como dice la Constitución, los servicios de seguridad social a todos los trabajadores de la provincia y ese es el gran objetivo”, resaltó la vocera del sector de jubilados.

Por último, recordó que se elegirán dos representantes, uno por los pasivos y otro por los trabajadores en actividad: “Para el activo debe ser un trabajador en actividad, cualquiera de los 70.000 puede ser elegido o elegir, y en los jubilados igual, cualquiera de los 20.000 jubilados puede elegir o ser elegido”. En este sentido, subrayó que para definir quien encabeza y un posible diálogo con los trabajadores en actividad, es necesario que esté definida la fecha exacta para trabajar en base al cronograma.