Futuros guardaparques realizan prácticas profesionalizantes

0

La carrera de Guardaparques en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) es una de las que más convocatoria ha tenido en los últimos años. En el marco de esta propuesta, la entidad educativa a través de convenios interinstitucionales ha impulsado prácticas profesionalizantes y durante el verano se están concretando muchas de ellas.

Susana Rizzuto, delegada académica de la facultad, resaltó de visita a la redacción de La Portada que los estudiantes están, por un lado, en la Portada Norte. Allí participan de “un control exhaustivo de las embarcaciones que entran al río Rivadavia, donde hay un registro obligatorio”. “Colaboran en distintas tareas que tengan que hacer acompañando la labor de los guardaparques”, detalló.

Asimismo, pero con un rol más abocado a la parte turística, otro grupo se desempeña en la Villa Futalaufquen. Cabe mencionar que tienen convenios con las Municipalidades de Esquel, de Trevelin, Epuyén y El Hoyo; los Parques Nacionales de Lago Puelo y Los Alerces; y las Áreas Naturales Protegidas de Chubut.

La docente contó que ahora hay 6 alumnos en Punta Tombo realizando su práctica final. “Lo hacen durante el verano que es cuando más ayuda necesitan estas áreas protegidas y les viene bárbaro para vincularse con su futuro profesional y laboral”, realzó Rizzuto.

Pero, además, otros se encuentran en el Parque Nacional Lago Puelo “desde el lado de la información turística”, y del mismo modo practican en la reserva Puerto Bonito en Epuyén.

Asimismo, algunos alumnos “se vinculan por sus propios medios, en Parques Nacionales en Santa Cruz y en Aluminé”. “La idea es que vuelvan a sus lugares y si hay algún área protegida o rol que puedan cumplir como tareas de educación ambiental, lo hagan en sus municipios”, puntualizó.

Subrayó que además están gestionando con el Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas para extender las prácticas a Piedra Parada: “Es un área que necesita gente”. Resaltó que es una oportunidad para futuros guardaparques oriundos de Gualjaina.

Si bien las prácticas “no generan ningún compromiso, instamos a los municipios a que los estudiantes de esas localidades puedan vincularse en su lugar, si es que quieren”.

Al mismo tiempo, Rizzuto aclaró que el título que otorga la carrera habilita a los egresados a trabajar en todo el país, aunque en el caso puntual Parques Nacionales “tienen después que rendir un examen y otras cosas que piden”.

Buena convocatoria

Por otra parte, expuso que la convocatoria que generó esta propuesta educativa “a nosotros nos sorprendió mucho”: “Nos tocó el primer año en pandemia y fue descomunal, con 500 estudiantes. Se recibieron los primeros 30 en diciembre y quedaron otros dando vueltas, pero estamos teniendo 100 o 150 por año”.

De cara al ciclo lectivo 2024, ya tienen más de 100 preinscriptos. Aunque, de todos modos, están a la espera de conocer las políticas públicas nacionales en materia de educación para conocer el número definitivo.

“Esta carrera al ser estratégica para el gobierno nacional, tenía las becas Manuel Belgrano a las cuales los estudiantes podían aplicar y son de asistencia económica”, indicó la delegada académica. “Mientras no se apruebe el presupuesto, hay otras cosas que no están garantizadas y estas políticas que no sabemos si van a continuar”, indicó.

Incertidumbre en la UNPSJB por el ciclo lectivo 2024

En el escenario que se plantea a nivel país, Susana Rizzuto señaló que en la Universidad preocupa lo que viene porque “no tenemos el presupuesto nacional aprobado”. Si funcionan con el del 2023, estimó que pueden garantizar solo los sueldos del personal “hasta mayo”, pero “ni hablar de otros gastos”.

“Tuvimos unas obras que estuvieron paralizadas desde el 2014, se concretó el laboratorio financiero el año pasado, estábamos ampliando nuestros laboratorios y nos faltaba la segunda etapa que se licitó en diciembre, pero la empresa constructora en este contexto no puede comprometerse a terminar con el monto que le dieron”, relató. Por lo tanto, ya quedó detenido ese trabajo.

Se suma a la incertidumbre por trabajadores que están contratados dentro de la institución: “Los universitarios estamos en alerta y con reuniones permanentes por todas estas cuestiones”. “La parte de Investigación y Ciencia se ve evidentemente afectada porque si el presupuesto se achica, lo único que se intenta ajustar son los sueldos, y todo el financiamiento queda en stand by”, evaluó.

Dijo que los investigadores del CONICET que dan clases en la UNPSJB están en esa situación y que “muchos ingresos para dejar de ser becario y pasar a ser investigador, salieron en octubre, noviembre y diciembre. Esas altas no sabemos si se van a efectivizar o no”.

“Ni hablar de que el financiamiento pueda ser otorgado en función de la cantidad de estudiantes, ahí las universidades más chicas de todo el país estamos en desventaja”, planteó la delegada de la Facultad de Ciencias Naturales.

Agregó que “trajimos un montón de estudiantes de todo el país para la carrera de guardaparques y ahora no consiguen alojamiento” por la incertidumbre en torno  a los alquileres. “El precio del colectivo a Trevelin que pagan los estudiantes, si no se garantiza el TEG es bastante caro”, analizó.