La radio que funcionaba en la escuela 713 lleva más de un año fuera del aire

0

Hace algunas semanas se cumplió un año de que la radio de la Escuela N° 713 está fuera del aire. Esto se debe a que la emisora pertenecía al Instituto Superior de Educación Técnica (ISET) N° 815, que en su momento funcionaba en el edificio de la mencionada escuela esquelense, pero desde hace un tiempo no tiene más actividad allí.

El director de la Escuela 713, Claudio Ferrero, detalló cómo se dieron los acontecimientos y reclamó por la falta de aire del espacio radial. En esta línea, dijo a La Portada que cuando a partir de una iniciativa de Radios Socioeducativas impulsada por el Ministerio de Educación de Nación, se destinaron dos nuevas radios a Chubut, el gobierno provincial decidió instalar una en Esquel.

Fue asignada al ISET 815 y por lo tanto debía instalarse en el edificio del colegio 713, ya que ahí funcionaba el Instituto. “Nosotros ya teníamos una radio funcionando. En ese momento todavía no tenía la licencia de AFSCA, teníamos equipos precarios y esta radio venía completita y con licencia”, relató Ferrero.

En esta línea, ante la preocupación por perder la emisora escolar y, tras declinarse otras alternativas como colocar la radio en otro instituto, se firmó “un acuerdo de uso”, para proteger el espacio de la escuela. A partir de esto, se acordaba que “la 713 usaba la radio en los turnos mañana y tarde y el ISET en el turno noche”.

“Lo que me preocupé mucho por señalar y que esté escrito, es que en caso de que el ISET no estuviera más en la escuela 713, la radio siguiera funcionando en nuestro edificio. Eso está firmado y es un acuerdo de los dos equipos directivos”, reveló el director. Detalló que la Dirección General de Educación Secundaria del Ministerio, la de Educación Superior, el subsecretario de Políticas Educativas y un referente de la cartera educativa nacional, rubricaron el texto.   

Sin embargo, aunque por varios años esto no trajo inconvenientes y el ISET hizo uso del ala izquierda, comenzaron a tener problemas en 2021 cuando la 713 requirió “por necesidades académicas de los alumnos”, utilizar más el horario vespertino. Especialmente por “talleres”, desde la pandemia y en medio de un contexto poco habitual, como el de la implementación de las burbujas sanitarias.

Claudio Ferrero explicó que lograron acordar para que a la Institución de Educación Técnica le quedaran dos aulas disponibles a partir de las 18.30, mientras que en otros sectores del ala izquierda el colegio se mantenía con actividad hasta las 20. Pero este esquema “no les vino bien”, según contó Ferrero que le hizo saber la directora del ISET.

Por eso, terminaron trasladándose al edificio de la Escuela 210, luego de varias “reuniones, conversaciones y discusiones”. “La necesidad real del ISET es empezar a las 6 de la tarde, y nosotros no podemos despejar el sector bajo ningún punto de vista a esa hora porque implicaría quitarle clases de materias concretas a nuestros alumnos”, graficó.

Pero la noche del 31 de mayo de 2022 “de buenas a primeras, sin avisar ni darnos la oportunidad de nada, desenchufaron todos los equipos que implicaba la radio, los cargaron a una camioneta y se los llevaron”. “De paso, se llevaron otras cosas que no les pertenecen, que no eran parte de la radio que les dio el Ministerio, sino de la 713”, acusó el directivo escolar.

Por todo esto “desde ese momento la radio está fuera del aire. No la usa el ISET ni la 713”. “Los equipos, que son delicados y hay que guardarlos como corresponde, están en una caja, tengo entendido que en un baño de la escuela 210”, agregó.

Sostuvo que existieron conversaciones, pero no prosperaron: “No entiendo cuál es el poder de decisión de la directora del instituto, que no acata las indicaciones del nivel superior. El 92.5 del dial, está mudo desde hace un año”.

En este sentido, recordó que estaba establecido que si el Instituto cambiaba de lugar físico la radio permanecería en la 713 y “eso se violó flagrantemente”: “Hay un convenio firmado y hay que respetarlo”. Asimismo, aseveró que las aulas para las materias que necesiten usar la radio “siguen disponibles”: “Fue nuestro compromiso dejarlas desde las 18.30 en adelante y el resto del sector, a partir de las 20”.

Reclamó “un poco de buena voluntad”, pero además argumentó: “El licenciatario de una radio no puede sacarla del aire así como así, está bajo la órbita del ENACOM, con licencia oficial, es un medio de comunicación como cualquier otro”. Por todo esto, para salir de frecuencia debe “dar explicaciones y pedir autorización porque la licencia no es de una persona, sigue siendo de ENACOM”.

A continuación, apuntó a que, por todo esto, tampoco se respeta el proyecto que originó la emisora socioeducativa “que debe captar programas de las instituciones intermedias de la comunidad”. “No hubo en los 8 años ningún programa generado por el ISET y sí, paradójicamente, por la 713”, cuestionó Ferrero.

“Lo que a mí más me sorprende es cómo la Dirección de Nivel Superior deja que se bastardee su firma, tiene que sostener este acuerdo firmado por el funcionario que estaba en el puesto en ese momento”, añadió el directivo escolar. “Hace un año se están violando todas las normas posibles. Están dejando a la escuela 713 sin el proyecto de radio, a los alumnos del ISET sin la utilización de la misma, como corresponde, y se está privando a la comunidad esquelense de un medio de comunicación alternativo”, finalizó.