Alrededor de 30 familias esperan el invierno sin el servicio de gas

0

La presidenta de la Asociación Vecinal del Don Bosco, Julia Catriman, enumeró las que considera son las principales problemáticas en el barrio: conexiones de gas, dificultades con el suministro de agua y falta de pavimento.

Hay varios inconvenientes comunes en diferentes sectores de la ciudad, sobre todo los alejados del radio céntrico. Casas sin todos los servicios públicos básicos, calles de ripio, déficit laboral y reclamos por soluciones habitacionales, por citar algunos.

En diálogo con diario La Portada, Catriman explicó que los problemas con el suministro de agua siguen siendo frecuentes en las viviendas ubicadas en la zona alta. Esto recrudece en la época de verano con registros de mayor consumo en el resto de la ciudad.

Dejó en claro que “no es algo nuevo” y que por el contrario está presente hace varios años. Confió que desde la Cooperativa “16 de Octubre” “nos dicen que es difícil que el agua llegue hasta la parte de arriba” del Don Bosco.

Plan Calor

A su vez, la dirigente barrial indicó en la charla con este medio que una treintena de familias no tiene el servicio de gas en sus hogares y que ante la llegada de las bajas temperaturas la única opción es la leña que reciben del denominado “Plan Calor”.

En estos días tenía previsto reunirse con autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad para coordinar acciones referidas a la distribución y la logística del “Plan Calor”, programa que alcanza a las familias de Esquel sin conexión de gas.

Recordó que el reparto de la leña suele ser en el mes de abril, un mes que marca el inicio del frío crudo. “Son alrededor de treinta las familias sin gas. Son de bajos recursos que no pueden acceder a un crédito por ejemplo”, manifestó.   

Pavimento de la 25 de Mayo

Por otro lado, Catriman contó que ante el municipio gestiona la pavimentación con adoquines de la 25 de Mayo, pasando la calle Don Bosco, y también la Desalojo del 39 que presenta varios pozos de gran tamaño. 

“Son dos calles muy transitables y que además cuando llueve se tornan imposibles. Se hacen pozos. Tenemos gente que anda en silla de ruedas y al bajar al centro es complicado”, cuestionó en la entrevista concedida a diario La Portada.

Mencionó que “otro de los reclamos que tengo en el barrio es el alumbrado público. Con el tema de los fuertes vientos una cuadra se quedó sin la luz en los postes. Eso depende de la Cooperativa. Es el pasaje Pozas.  Está a oscuras”. 

Sede con propuestas

Habló además de las actividades que se llevan adelante en la sede vecinal y destacó que siempre hay movimiento debido al funcionamiento del Núcleo de Acceso al Conocimiento (NAC). También se dictan clases de guitarra y de ajedrez. 

Aseveró que las puertas de la Junta están abiertas para los vecinos del barrio con intenciones de participar de los talleres y subrayó que de a poco comienzan a recuperar la dinámica habitual afectada por el paso de la pandemia.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí