Una feria externa y un paseo de arte en el interior del SUM fueron las dos propuestas encuadradas en el 25 de Noviembre, fecha reservada para reflexionar sobre las múltiples formas de violencia a las cuales son sometidas las mujeres.

Una destacada convocatoria tuvo el encuentro en el espacio del Grupo Joven. Hubo muestra de fotografías y un cordel literario, entre otras expresiones artísticas.  En el sitio se leyó un documento elaborado por la Red Ni Una Menos.  

A través del escrito recordaron que el “25 de noviembre de 1960 las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, fueron brutalmente asesinadas, en una escena que pretendía simular un accidente, por la dictadura de Rafael Léonidas Trujillo, en República Dominicana”.

“Han pasado 61 años desde el asesinato de las Hermanas Mirabal, sin embargo, aun hoy las mujeres seguimos muriendo por luchar, por levantar la voz contra las injusticias, por decir “existimos” y “nos queremos vivas”, plantearon.

Precisaron que en Argentina “se consolida el movimiento “ni una menos”, en el año 2015, ante el asesinato de Chiara Páez, quien es asesinada por su novio a sus 14 años, embarazada, y enterrada en el patio de su casa”. 

En este movimiento, confluyen varios frentes de lucha feminista y de disidencias sexuales, “cristalizando un grito contra todas las formas de violencia que venimos padeciendo las mujeres y las disidencias sexuales”, remarcaron.

189 femicidios

Lamentaron que hasta el 29 de octubre “contabilizamos 189 femicidios en lo que va del año, de los cuales el 67% fue perpetrado en la propia vivienda de las víctimas. Cada uno de estos 189 femicidios está sustentado en las violencias cotidianas que cada una de las mujeres padecemos”.  

Reclamo a la Municipalidad

En la ciudad de Esquel “aún estamos esperando que se ponga en funcionamiento real y efectivo la Oficina de Prevención y Atención de Violencia con perspectiva de género de la Municipalidad, la cual fue presentada en todos los medios locales, pero aún no logramos reconocer su impacto”, se quejaron.

Reclamaron que “se destine presupuesto para esa oficina, y los recursos necesarios para cubrir la situación de mujeres y  disidencias vulneradas en nuestra ciudad. También seguimos esperando que se garantice el cupo laboral trans”.

“Nos tejemos en redes y nos volvemos fuertes, nos impulsamos en el dolor, y nos apoyamos sobre nuestros hombros que cargan siglos de injusticias y millones de luchas invisibles: las luchas de mujeres que no han quedado en los libros de historia”, expresaron.

“Hoy 25 de noviembre de 2021 seguimos luchando por la eliminación de todas las formas de violencia”, completaron.

Fotos: Cecilia Antón.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí