Este lunes por la mañana comenzó en Esquel el juicio contra Cristian “Mai” Bustos por la muerte del policía Roberts en Corcovado allá por el 2009.

Luego de la suspensión en septiembre, el juicio comenzó con un nuevo tribunal integrado por las juezas Mariel Alejandra Suárez, María Laura Martini y María Ximena Miranda Nastovich, las dos primeras magistradas de la jurisdicción de Comodoro Rivadavia, la tercera conjuez. 

El fiscal Fidel González expuso el caso de la Fiscalía, indicando que Cristian “Mai” Bustos, empuñó y fue quien disparó el arma homicida en coautoría con sus hermanos que ya fueran declarados penalmente responsables en un juicio anterior. Valeria Ponce sostuvo que probará la versión de los hechos que dará Bustos, que él no disparó ningún arma de fuego y que pedirá su absolución.

Luego de exponer las reglas del debate, el Tribunal dio la palabra a las partes para que brevemente expongan su caso. El fiscal Fidel González, refirió que hubo cuatro suspensiones del debate y que se tiene gran expectativa en que esta vez el juicio efectivamente se concrete.

González relató al tribunal la historia que llevó al hecho que ahora se juzga. Iniciado todo cuando Cristian Bustos fuera declarado penalmente responsable del crimen de su hijo y puesto en prisión preventiva en la comisaría de Corcovado. Bustos se evadió de esa dependencia policial permaneciendo prófugo.

Siguiendo sus pasos, la Brigada de investigaciones se hizo presente en la vivienda de la madre en Corcovado. Fueron con orden de detención. Iniciaron el diálogo requiriendo que Mai Bustos salga y se entregue, pero en lugar de ello, salió armado y rodeado por sus hermanos también armados, amenazando a la policía “si tiran tiramos”.

Al doblar en una esquina, cuando la policía los alcanzó, se inició la balacera en la que Tito Roberts perdió la vida, Cañumir resultó gravemente herido, uno de los hermanos Bustos también falleció y otros dos resultaron con heridas de gravedad. Mai Bustos, volvió a fugarse. Sus hermanos fueron condenados en juicio.

Bustos permaneció prófugo por años hasta ser encontrado en Chile. Al ser detenido tuvo un enfrentamiento con carabineros y en relación a ese suceso fue juzgado, condenado y cumplió prisión en el vecino país, previo a su extradición para responder ante la justicia provincial.

La defensora pública Valeria Ponce, resaltó que en el hecho que se juzga, su defendido tuvo voluntad de entregarse, pidió que se hiciera presente su defensor, solo que por la distancia, no llegó a tiempo. Adelantó que se probará que el imputado no disparó y no tiene responsabilidad penal por la muerte de Roberts, ni por las lesiones a Cañumir, sosteniendo que pedirá la absolución al finalizar el debate.  

Fuente: Ministerio Público Fiscal.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí