Editorial: Cuando el “derecho” se convierte en “privilegio”

0

Como parte de un problema que tiene diversas aristas, el martes, se produjo la ocupación de las oficinas del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) en Esquel.

A los reclamos planteados el día anterior luego del sorteo de viviendas realizado el viernes, el martes se produjo una situación de tensión. Es que hasta el lugar llegó un nutrido grupo de vecinas quienes exigieron que el sorteo se realice nuevamente ya que entienden que se registraron irregularidades.     

Las vecinas plantearon que contaban con muchos años de antigüedad en el registro, con niños discapacitados y que no podían solventar los costos del alquiler de una casa. Se mencionó incluso que en el listado para el sorteo estaban incluidas personas que ya no residían en la ciudad o que sus hijos son mayores de edad.        

La funcionaria a cargo del IPV solicitó que la impugnación se realice de manera formal lo cual no conformó a las vecinas que ya ocupaban las oficinas ni a quienes permanecieron, por falta de espacio, en el exterior de las mismas.      

Falta de empleo, bajos salarios, escasez de tierras, ocupación de tierras fiscales y elevados alquileres son aspectos de una problemática que no se resuelve. Sin importar quien gobierne (a nivel local, provincial y nacional) el problema persiste en Esquel y en muchas ciudades del país.

La desesperación, la angustia e impotencia por no poder acceder al techo propio deja a muchas personas en el delgado límite entre lo correcto e incorrecto. A esa instancia es – precisamente – a la que no se debería llegar porque tener una vivienda es un derecho de todos, no el privilegio de unos pocos. Y quienes gobiernan debieran tenerlo muy presente especialmente en los tiempos que corren. 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí