Contra el COVID-19: “El objetivo es que toda la población tenga las dos dosis, pero llevará su tiempo”

La afirmación corresponde a Patricia Laborde, directora asociada del Área Programática Esquel quien además hizo un llamado a los adolescentes para que accedan a la vacunación. Expresó, también, preocupación por la concentración de personas en los comicios de septiembre y por la flexibilización de ciertas restricciones. “No se trata de asustar a la gente. Sólo les pedimos que se cuiden y que se sigan observando ciertas pautas porque no hemos salido de esto”, expresó.

0

La médica Patricia Laborde, directora asociada del Área Programática Esquel, en diálogo con La Portada se refirió a diversos aspectos vinculados con el desarrollo de la pandemia por COVID-19 en la región.

En relación a las principales preocupaciones que surgen a casi un año y medio de iniciada la emergencia sanitaria sostuvo que “tenemos un área muy extensa con catorce hospitales que han sufrido distintos embates”. Ejemplificó, en este sentido, que “el hospital sub zonal de El Maitén estuvo cubriendo el área norte con una gran necesidad de oxigeno que hubo que suplimentar”.

Agregó, en este contexto, que “ha disminuido la cantidad de pacientes por COVID- 19, en general, pero sigue habiendo brotes sistemáticos en distintas localidades. Mientras continúen los brotes eso repercutirá en la internación en el hospital sub zonal como en el Hospital de Esquel”.

La funcionaria remarcó que “todavía sigue habiendo pacientes complicados en el área roja del Hospital de Esquel. Esta área de internación general ha funcionado, este último año y medio, como una terapia intermedia”. Destacó que el personal de clínica médica “hizo un trabajo increíble con muy poca gente porque a pesar de las convocatorias no hemos podido conseguir personal para cubrir todas las áreas”.

Laborde aseguró que “un médico de terapia intensiva o clínico no se forma ni se consigue de un día para el otro. Terapia intensiva, por ejemplo, es una especialidad que se hace en cuatro años. Antes, el terapista, no era bien remunerado por lo que nadie quería hacer Terapia Intensiva. Ante esta situación se comenzó a darle el valor que tiene el terapista de terapia intensiva y las residencias comenzaron a tomar otro auge”.

“Pero como dije antes estos especialista se forman en cuatro años. Es por ello que los médicos generalistas debieron hacerse cargo de la situación y formarse en muy poco tiempo para hacer frente a esta contingencia”, explicó.

Al ser consultada sobre la provisión de insumos indicó que “no podemos decir que nos haya faltado insumos de protección personal. En los depósitos hay material”. No obstante reconoció que “puede llegar a faltar algún medicamento para pacientes con respirador. Esto siempre estuvo en falta. También faltó algún otro medicamento que tuvo mucha demanda, pero se trata de solucionarlo y cumplir con todos los programas”.

Completar esquema, el desafío

La directora asociada del Área Programática Esquel fue precisa al sostener que, actualmente, el principal desafío es completar el esquema de vacunación contra el COVID-19 “esto es lo que necesitamos en este momento. Que estemos vacunados no quiere decir que no podamos enfermarnos, pero será en forma más leve y eso evitaría el ingreso a internación en terapia intensiva con respirador”.

Recordó, asimismo, que por estos días “se está reforzando la vacunación con dosis de otras marcas para poder completar el esquema. El objetivo es que toda la población tenga las dos dosis, pero esto llevará su tiempo. La gente de la mesa de contingencia está realizando un gran trabajo de vacunación”.

Adolescentes reticentes

Sobre la vacunación de los adolescentes reconoció que aún es difícil llegar a ellos “con los adolescentes hemos tenido una baja aceptación para la vacunación. No hay una demanda importante desde los adolescentes. Hay que incentivar esto porque es el grupo que está en mayor actividad. Hago un llamado a los chicos y jóvenes para que por favor se vacunen”.

La Portada consultó a la médica si la concentración de personas que implica el desarrollo de los comicios de septiembre próximo genera una preocupación al sistema de salud.

“No se trata sólo de las elecciones porque se comenzaron a liberar cosas y la gente comienza a deambular más. Esto es muy preocupante porque todavía no salimos de esta situación: no podemos decir que no hay pacientes positivos en la ciudad ni internados”, expresó. Remarcó además que “nuestro miedo es esa ola de la variante Delta que tiene otro tipo de agresividad. Si bien no la estamos padeciendo ahora no sabemos si puede llegar o no”.

Para finalizar aseveró que “no se trata de asustar a la gente. Sólo les pedimos que se cuiden y que se sigan observando ciertas pautas porque no hemos salido de esto. Convivir con este virus significa seguir respetando normas como uso de barbijo, tratar de reunirse menos y con menos de cantidad de gente”.          

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí