Marisa Gómez presentó su primer libro

“Titita” es el título de la novela escrita por Marisa Gómez. Una historia donde muchos reconocerán escenas familiares. Maruca, una nena de seis años, describe desde una óptica especial la vida de varios personajes, entre ellos su abuela, los padres y la hermana.

0

Hace un par de semanas salió al mercado por la Editorial Dunken la primera obra literaria de Marisa Gómez. Esta conocida vecina, y docente jubilada, dejó por un momento el mundo de las matemáticas para incursionar de lleno en otra de sus grandes pasiones: la escritura.

En diálogo con diario La Portada, Marisa comenta que “Titita” es el corolario de un trabajo extenso, meditado, plagado de desafíos y de largos años. Desde el pasado mes de marzo ya puede conseguirse en las tres librerías de la ciudad.

Cuenta que al tiempo de dejar la docencia como oficio decide inscribirse en el taller “Señales de vida”, dictado por Nené Guitart. En este espacio de formación -reservado a la escritura y la lectura- es donde empieza a tomar forma la idea de una novela.   

Cuando ese proyecto terminó, el grupo de alumnos decidió continuar con las actividades de capacitación siempre bajo la supervisión de Guitart. “Leíamos autores contemporáneos, analizábamos modelos y veíamos estrategias de lectura, entre otras tantas cosas”, recuerda.

Después de varios meses, la propia Nené fue quien “me propuso relacionar los cuentos que había hecho y crear una novela”, rememora. “De esta manera la hice caminar a Maruca (personaje central de Titita) a través de una línea de tiempo”, agrega.

Deja en claro que no fue un camino de rosas y que durante ocho años de construcción pasó por diferentes estados. Remarca que no todo se reduce a escribir delante de una computadora. También está la etapa de evaluación por parte de la Editorial, el diseño de la tapa, la impresión, etc.

Tras el “arduo proceso”, finalmente a mediados de marzo pasado Dunken anunció que “Titita” saldría a la calle. Nerviosismo, ansiedad y alegría, una combinación de sensaciones pasaron por Marisa ni bien le comunicaron la noticia.      

Una historia bien familiar

Por otro lado, dio algunos detalles de la novela. “Titita” es el pseudónimo que Maruca utiliza para llamar a su abuela. Esta nena de seis años es quien narra la vivencia de una familia radicada al norte de la Provincia de Santa Fe allá por los sesenta.

“El personaje fuerte que atraviesa toda la novela y está omnipresente es justamente el de Titita, la que cuestiona, critica y establece un vínculo muy empático con la propia Maruca”, describe Marisa en la charla con este medio.

Destaca luego que a partir de una visión particular, Maruca rescata a su abuela para poner en evidencia determinadas situaciones familiares. Así interpela a su padre adicto al juego, a la madre un tanto temerosa y a la hermana.   

Todo público

En otro orden, avisa que el lector podrá toparse con asuntos, lugares, espacios, definiciones culturales y conductas relacionadas directamente con la inmigración española e italiana. El público al que apunta es variado, de grandes a jóvenes y adolescentes.

“Titita” puede conseguirse en las tres librerías de Esquel. “Este es un proyecto que me hace bien al alma”, afirma, adelantando asimismo que ya está pensando en la segunda parte de la historia. No puso plazos ni fechas de presentación.    

Foto: Calaverita Mateos.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí