Ongarato exigió a Arcioni y a la Legislatura el retiro definitivo del proyecto del zonificación minera

Ante el rechazo de la Iniciativa Popular y el reclamo de los vecinos por el No a la Mina, el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, envió una nota al gobernador y a los legisladores. “Está en manos de las autoridades provinciales detener a tiempo la creciente tensión social reflejada en las protestas y manifestaciones”, expresó.

Ongarato manifestó en la misiva que “no habiendo aprobado la Legislatura de la Provincia de Chubut el proyecto de Iniciativa Popular y conociendo del rechazo generalizado a la megaminería en Esquel y varios puntos más de la provincia, las manifestaciones de la gente y la emergencia sanitaria que estamos viviendo, exijo como Intendente de Esquel que a la brevedad sea retirado el proyecto de zonificación minera enviado oportunamente a la Legislatura para su tratamiento”.

Planteó que “está en manos de las autoridades provinciales detener a tiempo la creciente tensión social reflejada en las protestas y manifestaciones que están ocurriendo en varias ciudades chubutenses, por las consecuencias que pudieran tener en sí mismas y porque estamos en plena crisis de la emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19 que, ha llevado al límite de su capacidad al Hospital de Esquel”.

El mandatario municipal señaló que “uno de los peores escenarios posibles es tener las manifestaciones de gente en las calles que están ocurriendo debido a la tensión por la iniciativa de impulsar la actividad minera en la meseta”.

Asimismo consideró que “la situación de quienes viven olvidados desde hace más de diez años en la meseta chubutense, donde se pretende desarrollar la megaminería, puede remediarse sentando las bases para un desarrollo sustentable, con infraestructura eléctrica confiable, con maestros en las escuelas, con médicos en los hospitales, con caminos transitables y con apoyo real a la producción del campo que fue el sostén de esas comunidades hasta hace poco más de una década”.

Por último Ongarato sostuvo que “la única forma que tiene el Gobierno de la Provincia de Chubut para cumplir con su deber de mantener la paz social es retirar definitivamente el proyecto de zonificación minera que se encuentra para su tratamiento en la Legislatura Provincial; y dar garantías políticas de que no se va a tratar nuevamente, implementando acciones concretas de apoyo y de arraigo de las comunidades que hoy viven en la meseta chubutense”.