El Honorable Concejo Deliberante de Trevelin aprobó ayer,  en sesión especial, la ordenanza que establece un marco normativo y de protección comunitaria ante la pandemia de COVID-19. La iniciativa fue acompañada por el voto positivo del bloque del Partido Justicialista y de Chubut Al Frente siendo rechazado por el bloque de Cambiemos. El texto de la normativa es el resultado de un proceso de generación de protocolos acordados con distintos sectores de la actividad socio comercial y empresarial de Trevelin.

Su punto más controversial fue el de las sanciones que implica el incumplimiento de la misma. Sin embargo, desde algunos sectores empresariales, tal como ocurriera en una reunión que mantuvo el intendente Héctor Ingram con prestadores de servicios vinculados al turismo o de centros de entrenamiento, los propios empresarios manifestaron que consideraban necesario establecer sanciones a quienes no cumplan con los protocolos, ello para generar mayores garantías de cumplimiento de las medidas sanitarias que se adoptaron para prevenir la propagación del COVID-19.

Valeria Tedesco, presidenta del Concejo Deliberante, consideró “muy importante” la aprobación del proyecto, señalando que, “lo importante es que la comunidad aprueba que se regulen, mientras estemos en un marco de contingencia epidemiológica”.

Para la edil, el marco regulatorio, “es el resultado de un proceso serio de trabajo, de planificación que viene haciendo la Municipalidad, principalmente desde el área de Bromatología”.

Sostuvo Tedesco, además, que la ordenanza “va a poner un orden”, valorando el “espíritu participativo que tuvo porque el Municipio fue pionero en el armado de protocolos de los distintos sectores. Este proyecto de ordenanza muestra ese trabajo”.

Tedesco rechazó expresiones de parte de concejales del bloque de Cambiemos respecto a las sanciones que establece la norma, “me parece muy triste y muy mal intencionado (por parte del bloque de la segunda minoría) poner énfasis en la sanción cuando sabemos que la comunidad de Trevelin, mayoritariamente, está actuando de forma responsable y cumple con las medidas”.

Entre otros puntos, la normativa establece la obligatoriedad del uso de barbijos o tapabocas, estableciendo además excepciones vinculadas a personas que padezcan afecciones respiratorias. Establece un registro diario de concurrencia de clientes en los comercios que trabajen con turnos o reservas; los límites de personas permitidas dentro de los locales comerciales en base a un cálculo de 1 personas cada diez metros.

Respecto a las sanciones la iniciativa establece una amonestación en el primer incumplimiento y luego multas para los particulares que incumplan en tanto los comerciantes serán plausibles de una amonestación en el primer incumplimiento, posteriormente multas, clausura e incluso la inhabilitación en la 5 infracción. También establece la creación de un cuerpo “transitorio” de inspectores.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí