La Municipalidad de Esquel preparó un documento detallando los gastos de funcionamiento del natatorio, donde advierte que sin las restricciones de la pandemia por COVID-19 el déficit anual estimado sería de 14 millones de pesos.

En el informe, que incluso compartió el intendente Sergio Ongarato a través de sus redes sociales, se hace un repaso de la historia del complejo y su crecimiento a lo largo de los años con la creación de la escuela municipal y la formación de cientos de chicos.

En otro de los pasajes del texto, el Ejecutivo habla de los gastos de funcionamiento, ingresos y egresos, dando cuenta de un importante déficit. Asimismo, describen algunas proyecciones preocupantes para las arcas municipales. 

“Si no hubiera restricciones por COVID-19 este momento, el déficit de funcionamiento sería de aproximadamente $ 1.200.000 mensuales, unos  $14.000.000 anuales”, afirman desde la gestión Ongarato.

Aclaran que en nuestra ciudad, a diferencia de otros natatorios, los costos de gas y energía eléctrica son solventados por la Municipalidad. Al mismo tiempo, explican que se cobra por el uso del natatorio menos de la mitad que otros natatorios de la Patagonia.

Plantean que el Estado “hace un esfuerzo económico muy grande para tener valores de acceso a la pileta que sean accesibles para los vecinos” y exponen la imperiosa necesidad de renovar las instalaciones (calderas por ejemplo) para mejorar el servicio.

Bajo protocolo

Por otro lado, sostienen que el protocolo aprobado por el Gobierno Provincial “implicará que podrá utilizarse la pileta con un solo nadador por andarivel. Con esta limitante, en nuestra pileta podrán nadar en forma simultánea solo 8 personas a la vez”.

“De los 1700 nadadores que mensualmente usaban el natatorio, solo podrán hacer uso de la pileta 300 personas por mes”, indican. En tanto la recaudación “por el uso del natatorio sería 4,5 veces menor de la normal.El déficit estimado alcanzaría a $.5.500.000 por mes”, aseveran.

Advierten que “con estos valores no sería posible realizar el mantenimiento mínimo de la pileta, vestuarios y dependencias”.

Centro de Encuentro

El municipio propone como alternativa el uso de la pileta del Centro de Encuentro, la cual posee 25 metros de largo, con seis andariveles y profundidad variable. La obra todavía no está inaugurada. No se han realizado las pruebas de puesta en marcha de todas las instalaciones.

Precisan que el complejo del barrio Badén posee amplios vestuarios, sala de máquinas con equipos modernos y gradas para público. El edificio debería ser compartido con la Universidad de Chubut, que ya está utilizando las aulas y el auditorio.

Resaltan que para poner en marcha el edificio sería necesaria la construcción de la playa de estacionamiento, cercado perimetral, el reemplazo de los vidrios vandalizados y lapuesta a punto de todas las instalaciones.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí