Esta semana las categorías menores del “xeneize” del barrio Buenos Aires de Esquel empezaron con movimientos recreativos especiales bajo pautas claras de bioseguridad como, por ejemplo, el distanciamiento, la higiene y en grupos reducidos.

A mediados de marzo los clubes de todo el país cerraron sus puertas debido al aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto mediante DNU por el Gobierno Nacional de Alberto Fernández para frenar la diseminación del coronavirus.

Desde el mes de junio ciudades como Esquel, sin circulación comunitaria del virus ni casos hasta el momento, ingresaron en una nueva fase, la del “distanciamiento”. De a poco algunas actividades retomaron su funcionamiento con las lógicas medidas de precaución.

En el caso del deporte, hay instituciones que con el protocolo sanitario aprobado por el Centro de Operaciones de Emergencia (COEM) decidieron volver con trabajos físicos especiales. La Escuela Modelo de fútbol fue una de las primeras.

Este lunes fue el turno del Club Belgrano. “No son entrenamientos sino actividades recreativas cumpliendo todas las exigencias que dieron los profesionales de la temática”, comentó el presidente, Milton Reyes, en diálogo con diario La Portada.      

El dirigente explicó que dividieron en dos el predio sintético del barrio Buenos Aires y en cada mitad habrá un grupo de 10 jugadores máximo. “Todos entrarán por la calle Alsina y al terminar salen por la Sáenz Peña. Así se evita el contacto con el siguiente turno”, precisó.

Contención social

Aseguró que de fondo el objetivo pasa por brindar un espacio de contención social, entendiendo que la competencia deportiva queda en un segundo plano ya que lejos en el horizonte aparece la posibilidad de jugar por los puntos, “eso ni siquiera se piensa”.

“Estamos dando la posibilidad de que al menos los chicos salgan de sus casas por un rato y hagan algo físico. Lo vemos como una propuesta de distracción y que los pibes cambien un poco de aire”, manifestó en la charla con este medio

Avisó asimismo que a cargo de estos entrenamientos especiales de una hora estarán los profesores Mauricio Kusnika, Lucas De Godos, Gustavo Guarda y el “Chuqui” San Martín. Cada uno tendrá su propio horario y grupo. Para la primera división aún no hay fecha de regreso.

La idea es trabajar con cuatro turnos por día. Los lineamientos a respetar son distanciamiento entre jugadores, higiene de materiales y una correcta desinfección de los elementos, acceso ordenado y una pelota por persona.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí