La asistencia alimentaria del municipio en Trevelin creció fuertemente durante los meses de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO). Ahora se suma el invierno, una época del año que generalmente exige más atención del Estado en los sectores vulnerables.

Rosana González, actual secretaria municipal de Desarrollo Social, sigue de cerca los requerimientos de la población y coordina los trabajos de campo con otras instituciones en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19. 

En diálogo con diario La Portada, dijo que la cuarentena para frenar al virus despertó “un crecimiento exponencial de la demanda”. Un efecto que era de esperar pero que lima la delgada economía de la Administración Pública en el “Pueblo del Molino”. 

Explicó, a su vez, que el ASPO (establecido según decreto presidencial al menos hasta el 7 de junio) dejó sin ingresos mensuales a muchas familias de la localidad dedicadas por ejemplo a la venta de producciones, insertas dentro de la economía regional.

Mencionó otra situación preocupante. “Empleados de la provincia que no están cobrando sus salarios -en tiempo- empezaron a pedir ayuda”, reveló preocupada y remarcó luego que hoy se acercan a golpear una puerta vecinos que antes no lo hacían.

Dejó en claro que bajo el actual contexto es lógico notar un aumento en la asistencia estatal, “pero lógicamente esto nos genera una demanda que tiempo atrás no teníamos”. El dato que arrojó: “en dos meses entregamos 700 módulos de alimentos”.  Ese registro es parte de un informe que presentó ante el Honorable Concejo Deliberante.

Plan Calor   

Por otro lado, González confió a este medio que además “tenemos más pedidos del Plan Calor”. Con el invierno llegan las bajas temperaturas y aflora en consecuencia la problemática para los hogares sin el servicio de gas natural.

Se trata de un programa que se financia con fondos provinciales. “Las noches ya son frías en Trevelin y la zona por ello repartimos la leña”, enfatizó en la charla con La Portada, añadiendo que “existe un incremento de la demanda en varios sentidos”. 

Gestos solidarios

La funcionaria municipal quiso destacar luego el aporte de los vecinos que desinteresadamente colaboran con alimentos, insumos y productos varios que el área de Desarrollo Social distribuye entre las familias de bajos recursos.

Recordó asimismo que en tres establecimientos comerciales de la ciudad (La Torinesa, La Anónima y Estrella) hay una “caja solidaria” para las donaciones. “Una vez por semana retiramos las canastas y las incorporamos a los módulos que distribuimos habitualmente”, cerró.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí