Jackeline Nasif, presidenta del Consejo de Discapacidad, se refirió en diálogo con La Portada a la posibilidad de contar con tiempo de esparcimiento en el marco de la cuarentena dispuesta para reducir el impacto del COVID-19 en la comunidad.

“Me parece, en relación a autismo, algo excelente”, remarcó al tiempo que agregó que “pero no se tuvo en cuenta que algunos niños necesitan salir todos los días. En estas cosas generalizar no está bueno”.

Señaló, además, que “poner a personas en forma general también tiene sus pro y sus contras. Las personas con dificultades motrices en nuestra zona – por el frio y por una cuestión de responsabilidad personal- no van a salir”.

Reflexionó y señaló a título personal que “en lugares donde el virus circula es complicado porque la silla (de ruedas) es difícil poder limpiarla. Esta es una falencia que observé, pero insisto en que para el caso de los niños con autismo la decisión fue fantástica porque era importante para ellos salir y tener esos momentos fuera de casa”. 

Indicó, asimismo, que la medida también plantea ciertas dificultades para las personas con problemas de visión o auditivos “por eso no es bueno que se haya generalizado”.

Nasif también fue consultada respecto de si la medida fue puesta en vigencia con demora “quizás, pero se escuchó a los papás de niños con autismo que fueron los que levantaron esta bandera”.

Para finalizar destacó que más allá de las medidas de autorización para el tiempo de esparcimiento “hay que apelar a la conciencia y responsabilidad sobre su salud de cada persona”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí