Cuando la crisis golpea la economía de muchos habitantes de Esquel surgen distintas iniciativas que permiten llevar algo de alivio a las familias que requieren ayuda. 

Antonio Pontoriero, integrante del Frente Vecinal Esquel, en diálogo con La Portada relató el trabajo que se realiza a través de un voluntariado para asistir a familias de los barrios Matadero, Bella Vista, Badén y Grupo Joven Ceferino.

“Vimos la necesidad de comenzar a articular formas para que la gente que no puede tener ingresos para alimentos y asiste a comedores puede obtenerla”, manifestó. Y agregó que “se abrió un registro de voluntarios. Las cocineras dicen lo que necesitan, se arma una lista y se le comunica a los voluntarios que aportan lo que pueden. Tomando todos los recaudos necesarios una persona hace el recorrido y lo lleva a la sede vecinal”.

El vecino aseguró que el listado de voluntarios asciende a trescientos al tiempo que destacó que “hay mucha gente que se quiere sumar y participan vecinos de distintos partidos políticos”.

Néstor Carballido, quien integra el listado de voluntarios, mencionó que “siempre tratamos de colaborar, pero en este caso la situación es mucho más grave por la cuarentena. La gente no puede salir a trabajar. Algunos podemos vivir un tiempo del ahorro, pero otros no tienen para comer por lo que mucho menos tendrán un ahorro”.

En este contexto de declaraciones a La Portada sostuvo que “los que pueden deberían colaborar y no lo hacen aquellos que siempre se han llenado de plata a costa de los vecinos como el Casino, Bancos, Camuzzi, etc. Estos son los que nunca pierden y – desgraciadamente – tenemos un intendente que no se los va a exigir jamás porque defiende los intereses de ellos”. Para finalizar sostuvo que “esto es una decisión política” y agregó que “por suerte tenemos vecinos que pueden ayudar a otras familias”.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí