La cuarentena dispuesta por el Gobierno Nacional para intentar minimizar los alcances de la pandemia COVID-19, hace ya más de un mes, puso a prueba la vida tal y como se la conocía. Y en este marco la solidaridad de los vecinos ofrece uno de los mejores ejemplos de ayuda solidaria. Sin embargo también se hizo evidente esa mala costumbre, de comerciantes y empresas, de obtener mayores ganancias con el incremento de los precios de productos y servicios.

Es por ello que la Dirección de Defensa del Consumidor, dependiente del municipio local lleva adelante un trabajo de control en distintos comercios mayoristas y minoristas.

Rosana Ede, a cargo del área desde diciembre de 2019 y con más de tres años de experiencia en esa dependencia municipal, en diálogo con La Portada informó que el trabajo se concreta “con la ayuda del personal de Comercio” al tiempo que agregó que “el trabajo se hace de acuerdo a los reclamos de la gente. Nos pueden llamar o dejar un mensaje de WhatsApp en el 1554-6603 en el horario de 10 a 13 y de 16 a 19”.

En relación a la modalidad de trabajo en el marco de la cuarentena señaló que “nos juntamos con las chicas para ver los reclamos y salimos un día para no exponernos demás. Dos personas se ocupan de recibir las llamadas en los distintos horarios y con una ellas salimos junto al personal de Comercio”.

Listado de precios

La funcionaria mencionó que se recorren los comercios “porque hay un listado de precios máximos a nivel nacional y cada provincia tiene su listado”. “Cuando visitamos al comerciante por primera vez verificamos los precios que están muy por arriba de los valores de los máximos. Se vuelve a los tres días para ver si la situación se regularizó. En caso de no ser así se labra un acta y al cabo de cinco días deben presentar toda la documentación que consideren pertinente señalando el porqué del precio” del producto.

Ede indicó que en caso de constatarse la infracción “se pone en marcha una nueva instancia” y destacó que “sabemos que todos atravesamos una situación difícil por lo que primero se habla con el comerciante quienes aducen problemas con el distribuidor que pone precios más caros”.

Reclamos diversos  

Al ser consultada respecto de los reclamos de los vecinos por incrementos desmedidos de precios sostuvo que son de diversa índole y aconsejó no efectuarlos vía Facebook “porque esa no es una manera legal. Deben comunicarse al teléfono que proporciona Defensa del Consumidor. Con esos datos podemos salir a verificar” tanto en comercios pequeños como mayoristas.  

“Hay reclamos también por falta de abastecimiento de determinados productos. La legislación dice que siempre en góndola debe haber productos de la canasta básica”, manifestó.  

Ede fue precisa al sostener que “también hay otras cuestiones que se deben controlar como la diferencia del precio de góndola con el de caja. Con tarjetas de créditos no se debe hacer un recargo”.

Los reclamos, según expresó Ede, “son de todo tipo e incluyen conceptos de tarjetas o seguros de financieras que no fueron contratados como así también planes de autos. A una señora mayor (jubilada provincial) – por ejemplo – en un Banco no pudo cobrar por caja porque había un error en el número de cuenta. Es una falta de respeto que pesen estas cosas cuando la gente está en una situación delicada. Hay falta de empatía”.

“A los comerciantes de Esquel le llegaron facturas de luz sumamente altas y no sé como harán para pagarlas. No es el momento de aumentar y se debe verificar de cuándo es ese aumento”, indicó para finalizar.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí