????????????????????????????????????

En diálogo con diario La Portada, el dirigente de la Sociedad Rural hizo un breve repaso del estado de situación de la ganadería bovina en la región sur del país, advirtiendo en tal sentido que pasa un “momento delicado” sobre todo por una “crisis de precio”.

Señaló que, por ejemplo, el ternero y novillo gordo vienen perdiendo año tras año contra la inflación. El déficit, según explicó a este medio, ronda el 20% por temporada. “Esto lleva a que prácticamente no se hagan engordes en la zona”, aseguró.

Agregó que a la hora de pensar en el engorde de los animales uno de los componentes vitales es el alimento balanceado, el cual para llegar hasta la Cordillera o Meseta chubutense debe viajar en camiones por más de 1200 kilómetros.

“El aumento del combustible y del maíz básicamente han determinado que el negocio del engorde sean inviable”, recalcó Jones, reiterando que el actual escenario es de “crisis de precios”. Asimismo, aclaró que el panorama en el centro del país es otro.

Indicó que el campo bonaerense o santafecino se vio favorecido por el vínculo con el mercado chino y japonés. “La vaca vieja tiene un valor histórico porque China está comprando mucho”, manifestó el titular de la entidad rural de Esquel.

“En la Patagonia tenemos un estatus sanitario que nos permitiría acceder a cualquier mercado del mundo con buenos precios pero no tenemos volumen. Tenemos un volumen que solamente abastece el mercado local en un 30% (el resto es carne sin hueso del norte)”, expresó.

En ese orden de cosas, aseveró que no vislumbra en el corto plazo la posibilidad de abrir canales de exportación para los vacunos y esto no por la calidad del producto sino por el faltante de stock. “Necesitamos dinamizar el consumo interno que es el destino de nuestra carne”, amplió.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí