Rocío Esteban y Bibiana Campodónico, mamá y abuela de Lorenzo Rossi, el niño fallecido en nochebuena de 2017 tras ser atropellado por una moto, participaron el jueves pasado de un encuentro que se llevó a cabo en Buenos Aires entre el Centro Nacional de Asistencia a las Víctimas de Delitos, diferentes organizaciones y el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano.

En este marco se acordó trabajar fuertemente para que la gente conozca sus derechos, las leyes vigentes y reciba la contención necesaria.

El Centro Nacional de Asistencia a las Víctimas de Delitos (CENAVID) organizó la primera reunión sobre “Participación Ciudadana y Rendición de Cuentas” para presentar los resultados de la articulación de las acciones realizadas en estos doce meses donde se observó que fue posible canalizar de manera más efectiva las demandas de las víctimas y se allanó el camino burocrático.

Participaron del encuentro diferentes organizaciones como, por ejemplo, Madres del Dolor, Usina de Justicia, Red Viva, Adisiv-Conciencia Vial, Conciencia Vial de Esquel, de la Multisectorial de Salta, Familias por la Vida, Estrellas Amarillas de La Pampa, el grupo GEN de El Bolsón, víctimas de la tragedia de Cromañón como así también de la Tragedia de Once, el ARA San Juan y de trata, entre otros.

Con 21.849 víctimas asistidas por el CENAVID y más de tres mil consultas atendidas a través de los distintos programas entre junio de 2018 y mayo de 2109, los funcionarios realizaron un balance de los logros y desafíos por cumplir.

En junio de 2017, el Congreso de la Nación sancionó la Ley 27.372 de “Derechos y garantías de las personas víctimas de delitos” y el Poder Ejecutivo Nacional conformó los alcances, competencias e intervenciones del CENAVID. Dicho organismo está destinado a facilitar y establecer los alcances de la asistencia integral (jurídica, psicológica y social) y garantizar un efectivo acceso a la justicia.

“Nosotras participamos en representación de las víctimas del sur del país”, destacó en diálogo con La Portada Rocío Esteban, quien fue invitada por la propia presidenta del CENAVID, Natalia Figueroa. Aseguró que el encuentro “fue muy interesante” y que se acordó trabajar arduamente en la difusión de la labor que viene haciendo este organismo desde su creación.

“Yo no recibí ningún tipo de apoyo psicológico ni asesoramiento, yo no sabía qué hacer y después de dos años me vengo a enterar que había otras posibilidades, entonces considero importante que las víctimas y sus familias puedan recibir la contención necesaria y sepan cuáles son sus derechos”, expresó.

En este sentido resaltó que “cualquier victima que pase por un hecho así necesita estar bien informado, amparado por un buen abogado y contenido por un psicólogo desde el CENAVID”. De esta manera Rocío manifestó que su intención es conformar una organización a nivel local, integrada por diferentes actores de la comunidad, para trabajar en la asistencia, contención y asesoramiento de las víctimas.

Asimismo contó que los primeros días de septiembre se realizarán algunas actividades de concientización en seguridad vial en la ciudad con la presencia de la presidenta del CENAVID, Natalia Figueroa, y Nilda, madre de una víctima de Cromañón. También se encuentra gestionando una audiencia con el diputado nacional Mario Pais.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí