Incluir a un niño, niña o adolescente a un grupo familiar es, sin dudas, un gran acto de amor. El camino a recorrer en el marco de un proceso de adopción cuenta con diversas instancias y todas ellas son acompañadas por el equipo técnico de la Oficina de Adopciones de Esquel cuyos integrantes trabajan también con familias de otras localidades de la región cordillerana.

Actualmente son catorce las familias que manifestaron su deseo de adoptar y se inscribieron para formar parte del registro. Sobre los diferentes aspectos del proceso de adopción La Portada dialogó con la funcionaria a cargo del área en Esquel.

Marcela Galván responsable de la Oficina de Adopciones se refirió al registro mencionando que “no ha variado mucho. Esta es una nómina que va fluctuando porque las personas se suspenden por distintos motivos ya sean personales o familiares. Cuando se piden suspensiones las personas que están debajo tienen la posibilidad de ir subiendo por un tiempo determinado”.

La funcionaria especificó que “nosotros llevamos un registro local (que comprende a la región noroeste)  y actualmente tenemos catorce familias” y destacó que “la Dirección General lleva un registro de todas las delegaciones de la provincia”.

En relación al tiempo que transcurre desde la inscripción de la familia hasta la adopción remarcó que “no hay un tiempo” y agregó que “esto se relaciona con el perfil de la familia. Puede pasar que la familia que esté número uno en la nómina no tenga el perfil que se necesita justo para satisfacer las necesidades del niño al que se le dictó el estado de adoptabilidad. Se respeta la nómina, pero teniendo en cuenta el perfil de las personas que están inscriptas”.

Galván fue precisa al indicar que los niños en estado de adoptabilidad no siempre son quienes se encuentran alojados en instituciones de menores “hay niños para los que ya se ha tomado una medida de protección desde el ámbito administrativo y luego es ratificada por el Poder Judicial. Hay un plazo establecido por el Código de ciento ochenta días. Pasados estos y si no se pudo revertir la situación de ese niño con derechos vulnerados el Juez dicta el estado de adoptabilidad”.

Comentó, en este sentido, que los niños “pueden estar en las instituciones por una medida de protección o bien con una familia alternativa. El caso es distinto cuando nace el niño y los progenitores tomaron la decisión informada de darlo en adopción. Se toma, en estos casos, la medida de protección del niño por nacer”.

Buscando el perfil

En relación a los requisitos, Galván, aseguró que “no son difíciles de cumplir (ver recuadro aparte)”. Aclaró que los interesados no necesariamente deben estar casados en forma legal “pueden ser convivientes y también personas solas. Las parejas del mismo sexo también pueden inscribirse sin inconvenientes”.

Señaló, por otra parte, que la situación laboral de los integrantes de la familia no suele ser un impedimento para adoptar “no es una condición que se tenga en cuenta. Lo que más se considera es el perfil de la persona”.

Galván, también, remarcó que “cuando se habla de adopciones hay muchas ideas equivocadas. El tema de adopción ha cambiado muchísimo por eso recomiendo a la gente que se acerque a consultarnos”.

Decisión informada

La psicóloga Erika Crettón, por su parte, recomendó a las parejas que desean adoptar un niño “que se informen, lean, consulten y lleguen hasta nuestra oficina para sacarse todas las dudas”. Remarcó que “tienen que estar abiertos a trabajar con el equipo técnico. Prepararse para una adopción no es sólo venir a inscribirse, sino que es un proceso que acompañamos. Para cada familia la situación es particular porque llegan con sus pre conceptos e ideas”.

“Cuando la familia entrega toda la documentación se hace una evaluación psicológica y una evaluación socio ambiental en la casa. No hay condiciones pre determinadas que sean excluyentes. La visita se hace para conocer la situación de la vivienda y de la familia. Tratamos de tener mucho contacto con la familia porque, justamente, se trabaja con el perfil de la misma” a fin de encontrar coincidencias con “con las necesidades de ese niño en particular”.

REQUISITOS

Documentación y una carta   

Quienes aspiren a la guarda con fines adoptivos deberán cumplir con determinados requisitos entre los que se destacan: presentación de Recibo de Sueldo y/o Certificación de Ingresos, Certificado de Antecedentes Penales extendido por el RENAR, Certificado de Alimentantes Morosos (RAM), certificado de buena salud, foto del grupo familiar, fotocopia de DNI de los solicitantes y del grupo familiar, Partida de Nacimiento de los solicitantes y de los hijos si los tuvieran.

Se deberá presentar, además, certificado de matrimonio o de convivencia mayor a 5 años, residencia mínima de 5 años en el país en caso de no ser argentino, certificado de domicilio y una carta manuscrita en la que se mencione a la pareja, motivación y disponibilidad para la adopción.

Quienes deseen obtener mayor información sobre los requisitos a presentar y sobre las diferentes instancias del proceso pueden acercarse a la Oficina de Adopciones ubicadas en Avenida Ameghino 912 cuyo teléfono es 45 – 0113.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí