“Estamos preocupados por la obra”, confió Miguel Berot, presidente del Sargento Cabral, en diálogo con diario La Portada. El retraso en los trabajos, según comentó, obedece a un trámite responsabilidad del propio Poder Judicial.

El experimentado dirigente dejó en claro que el playón deportivo es una necesidad imperiosa y recordó que la construcción corre por cuenta de una firma de Esquel, la cual “está a dispuesta a empezar cuanto antes pero primero requiere de una definición de la Justicia”.

El proyecto en cuestión contempla, por ejemplo, una cancha de fútbol sintético y un quincho. El presupuesto del que se hablaba en su momento ronda los 2 millones de pesos. “Si sigue pasando el tiempo ese dinero alcanzará para menos”, advirtió Berot.

Sin espacio

Explicó luego que el Sargento Cabral carece de un espacio físico destinado a realizar actividades recreativas al aire libre. Precisó asimismo que el único terreno disponible es el reservado para el mencionado playón, en calle Lezana esquina con Intendente Catena. La superficie 50 metros x 21,5.

“No hay espacios verdes ni siquiera una sede vecinal”, se quejó, con razón. Se trata de un populoso barrio. Algunos calculan cerca de 4 mil habitantes. “Es el segundo más grande”, aseguró en la charla con La Portada y sin perder la esperanza, acotó: “No quiero que se vaya la oportunidad de hacer esto”.

Reconoció que a diferencia de otros sectores de la localidad, no existen demandas comunes como la leña y servicio de gas clave en épocas de frío, por ejemplo. Una de los requerimientos habituales del vecino es justamente la creación de un lugar para esparcimiento.

Aseveró que con la cancha de fútbol sintético instalada se abrirían un sin fines de posibilidades sobre todo para los más chicos. “Quiero trabajar en lo deportivo”, enfatizó el presidente de la Asociación Vecinal, indicando que tiene varias ideas en mente en lo social.

Relación con el municipio

No parece del todo conforme con las obras realizadas por municipio en el Sargento Cabral. “Tengo muchos pedidos hechos”, confió y lamentó que hasta el momento no pudieron concretarse. “Hay cosas que fueron atrasándose”, agregó.

Habló además de pedidos a la Municipalidad vinculados con drenajes, costanera en el Arroyo para fines recreativos, cordón cuneta, sendas peatonales y la construcción del tan anhelado edificio vecinal para toda clase de actividades. “No he tenido respuesta y es lo que me preocupa”, soltó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí