La Secretaría de Promoción Social municipal está envuelta en una nueva polémica a raíz del faltante de documentación que se cree podría estar vinculada con el programa de microcréditos.

Investigan si el hecho guarda relación con el disparo de la alarma el domingo por la noche.

A primera hora del lunes último la titular del departamento de Promoción Social, Lelia Nichols, radicó una denuncia policial ante el salto de una alarma en el edificio municipal de calle Perito Moreno y Rivadavia, y por la desaparición de papeles de un escritorio.

“No tengo certeza de cuál documentación estaría faltando”, admitió el intendente Sergio Ongarato en contacto con la prensa y afirmó que avanza el sumario correspondiente.

“A partir de ahí vendrá la investigación. Queremos saber realmente qué sucedió”, apuntó.

Aclaró el jefe comunal que no son muchas las personas con llave del establecimiento y recordó que hay un sistema de alarma funcionando.

“Lo que me compete como intendente es hacer la denuncia del caso”, manifestó con tono de preocupación.

Tampoco disimuló su asombro por lo ocurrido. Admitió que frente un robo uno “esperaría que se hubiesen llevado computadoras” y elementos de cierto valor monetario.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí