Luego de más de dos años del pedido de instalación de una remisería en el barrio Buenos Aires, realizado por dicha Junta Vecinal, la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante envió una notificación informando que se podrá instalar una parada libre de taxis y remises en ese sector de la ciudad.

Cabe recordar que en una primera instancia, desde la Junta Vecinal se presentó un proyecto para instalar una remisería, debido al constante reclamo de los vecinos quienes solicitaban contar con un servicio de transporte argumentando que siempre tienen dificultades para conseguir taxis o remises.

En cuanto a la Parada Libre, desde el concejo se informó que la misma podría instalarse en un sector cercano a la Escuela Politécnica, por lo que la presidente de la Junta Vecinal, Ángela Muñoz, solicitó a través de una nota, que la misma se instale en Pasteur 1020, frente a la mencionada sede.

“Querían poner la parada en la Escuela Politécnica y la verdad que se les va a dificultar a los abuelos cruzar la avenida y más cuando llueve, porque es imposible”, explicó Muñoz en diálogo con La Portada. Asimismo, se mostró esperanzada en recibir una pronta respuesta a su pedido.

La dirigente vecinal destacó que desde la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante hayan decidido habilitar esta Parada Libre para taxis y remises, pero reiteró su pedido de que la misma se instale frente a la sede vecinal “porque es el pulmón del Barrio Buenos Aires, está el Centro de Salud, la Escuela 8, el Jardín Chispitas y el Barrio Arenal al que el servicio de taxis y remises no llega”.

“Todavía no me contestaron si se instalará la parada al frente de la sede, pero si estuviera acá, podríamos controlar si vienen los autos”, explicó Muñoz y al mismo tiempo señaló que, cuando comiencen a ir taxis o remises, “veremos si la gente los toma y si funciona el proyecto”.

Cocina comunitaria

En otro aspecto, la presidente de la vecinal del Barrio Buenos Aires, anunció que están trabajando en un proyecto para habilitar una Cocina Comunitaria en dicha Sede, la cual funcionaría de manera similar a la Cocina de la Parroquia Sagrada Familia, que fue habilitada semanas atrás.

“La Dirección de Bromatología tiene que hacer el trabajo correspondiente para habilitar nuestra cocina a la que le faltan algunas cosas, como más azulejos y una campana”, detalló Muñoz quien además indicó que pidió colaboración al municipio para poner en condiciones ese lugar.

“Una vez que tengamos todo, se pedirá la habilitación correspondiente para que la gente pueda utilizar esta cocina para realizar sus productos y luego venderlos con todas las habilitaciones del municipio”, agregó y remarcó que este proyecto surgió “porque hay mucha gente desocupada y queremos trabajar en conjunto con la comunidad para paliar entre todos la crisis”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí