La ministra de Educación, Graciela Cigudosa, participó ayer por la tarde del encuentro paritario de la Comisión de Precarización, en donde se trabaja junto con los representantes gremiales la forma en la que se irán incorporando a los auxiliares a la planta del organismo.

Cigudosa estuvo acompañada por los subsecretarios Liliana Díaz, Alejandra Von Poeppel y Paulo Cassutti en tanto que por los gremios se encontraban los representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) y del Sindicato de Obreros y Empleados de la Administración Pública (Soyeap).

La ministra planteó en la mesa de discusión una propuesta superadora a la que se había alcanzado en las reuniones anteriores, cuando se estableció un cupo de 400 ingresos en octubre y otros 600 en febrero de 2019.

Ahora, la cifra de ingresos del primer grupo se elevó de 400 a 503 vacantes manteniendo como prioridad a los monotributistas y la antigüedad en el puesto. Los restantes trabajadores, hasta un total de 1000, ingresarán en la segunda etapa prevista para febrero de 2019.

“El compromiso asumido para la segunda tanda de ingresos, es inamovible. Lo fija la paritaria firmada en julio y eso se va a hacer. Nos estamos ocupando desde el Gobierno de darle estabilidad a los trabajadores empezando por quienes están en la situación más vulnerable, como por ejemplo los monotributistas”, dijo Cigudosa.

En el encuentro, la titular de Educación y los gremios acordaron como requisito imprescindible para el ingreso al Estado la presentación del certificado de antecedentes penales; quien no lo presente será desafectado de la nómina de pase a planta.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí