El Centro de Formación Profesional N° 655 tiene como uno de sus principales objetivos, brindar estudios y aprendizajes para que, jóvenes y adultos, logren una efectiva inserción laboral, propiciando también la reinserción o actualización laboral de aquellas personas que así lo deseen.

Uno de los cursos que tiene mucha concurrencia todos los años, es el de Mozo y Camarero de Salón, capacitación anual en la que los estudiantes aprenden a organizar el servicio, recibir al comensal, servir alimentos y/o bebidas, gestionar la comanda, cerrar el servicio, atender y gestionar las quejas y reclamos.

Por los contenidos y la capacitación que ofrece este curso, sus egresados son requeridos por numerosos emprendimientos gastronómicos y hoteleros de Esquel y la región, por lo que tiene una importante salida laboral, lo que hace que siempre haya muchos inscriptos al mismo.

 

Personas preparadas

 

En diálogo con La Portada, Juan Carlos Gagliardi, docente a cargo de este curso, comentó que el mismo tiene un 50% de contenido teórico y un 50% práctico y que normalmente egresan un promedio de 10 alumnos por año.

“Los alumnos ven el tema de armado y desarmado de salones, atención al público, responsabilidades dentro de la faz laboral, vinos y maridaje, los servicios  en los distintos lugares donde la gente puede comer y la responsabilidad que tiene cada uno como mozo o camarero”, detalló.

Asimismo, Gaglairdi destacó que actualmente las empresas buscan mucho “a la persona preparada”, remarcando la importancia de este curso. “Antes uno era idóneo y salía a trabajar, pero hoy las exigencias son más grandes y la persona que no se prepare, está bastante complicada”, aseguró.

Además, comentó que, en este curso, los alumnos tienen también un módulo de inglés, que es importante, “porque en nuestra zona también recibimos visitantes de todas partes del mundo y es el idioma universal, por eso es necesario que se preparen para eso”.

 

La formación es la diferencia

 

Por su parte, Agustín, uno de los alumnos del curso, comentó que cuando se inscribió, su idea era egresar y poder trabajar en algún establecimiento de calidad. “Por eso estoy haciendo el curso de Inglés para Atención al Turista y el curso de Mozo”, expresó.

“La verdad que superó mis expectativas, no sabía con lo que me iba a encontrar cuando me inscribí y era muchísimo más de lo que esperaba porque me imaginé que no se podían ver tantas cosas en un año de cursada”, afirmó el joven estudiante.

Finalmente, Agustín confesó que antes de inscribirse en estos cursos pensaba que uno aprendía todas las cosas solo a través de la experiencia. “Ahora que estoy cursando, creo que hay que formarse, la formación es importante y genera la diferencia”, concluyó.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí