El Centro de Orientación Socio Educativo (COSE) de Esquel realiza un trabajo en territorio con adolescentes, penalmente responsables como no, y su familia, que apunta a la restitución de sus derechos. Hoy los recursos son acotados pero no bajan los brazos y con esfuerzo propio están llevando adelante dos talleres, uno de herrería y otro de carpintería, para que los chicos aprendan un oficio. Necesitan herramientas e insumos así que iniciaron una venta de rifas para recaudar fondos.

El equipo técnico, que se encuentra conformado por la Licenciada en Psicología Gabriela Arce y la Dra. Lorena Domínguez, informó a La Portada que actualmente se encuentra trabajando con medidas penales en territorio con adolescentes de 16 a 18 años, que es la edad de responsabilidad penal, como también con adolescentes que cometen delitos pero son inimputables y el trabajo se enfoca desde el sistema de protección.

“Nuestro trabajo se encara desde lo que es la restitución de derechos vulnerados y muchas veces está relacionado con medidas de protección que son diferentes a las medidas socioeducativas”, señaló Arce, quien reconoció que no es fácil llevarlo a cabo por la falta de recursos con el que cuentan las instituciones. Sin embargo esto no ha sido un escollo para los trabajadores del COSE que usan sus propios vehículos y bolsillos para trabajar en territorio.

Por su parte la abogada Domínguez explicó que “las medidas socioeducativas son impuestas por un juez penal a un adolescente que comete un delito penal grave y van desde intervenciones en territorio hasta la privación de la libertad, que sería en el COSE. Mientras que las medidas de protección no las toma un juez penal sino los equipos intervinientes como por ejemplo el Servicio de Protección de Derechos con el que nosotros trabajamos en conjunto y lo que se hace es restituir los derechos vulnerados”.

 

Trabajo en red

La psicóloga del COSE destacó el trabajo en red que se encuentran llevando a cabo con el Servicio de Protección de Derechos, Asesoría de Familia, Dirección de Niñez de la Municipalidad de Esquel, Salud Mental, Servicio de Adolescencia, Centro Integral de Tratamiento de las Problemáticas de Consumo (CIT) y las escuelas. “Un gran porcentaje de las situaciones en las que intervenimos el adolescente que comete un delito tiene derechos vulnerados entonces surge la necesidad de trabajar mancomunadamente con otros equipos técnicos”, expuso.

Las derivaciones se realizan a través de Asesoría de Familia o el Servicio de Protección de Derechos. A partir de ahí el equipo técnico realiza una visita al adolescente y su familia para luego hacer la evaluación de los derechos vulnerados en base a la Convención Internacional de los Derechos del Niño y las leyes provinciales como nacionales. “De esta manera empezamos a pensar las estrategias de restitución de derechos como puede ser escolaridad, salud, identidad, revinculación, alimentos, viviendas, etc.”, precisó.

Las instituciones intervinientes se reúnen una vez por mes y a veces más para evaluar el dispositivo que aplican en casa situación y si hay que hacer cambios. “Trabajamos mucho en el fortalecimiento familiar porque en la mayoría de los casos hay dificultades en la puesta de límites”, confió.

 

Privación de la libertad, último recurso

Arce sostuvo que “la medida de privación de la libertad es en último recurso y tiene que ser así porque en un adolescente es pernicioso a nivel psicológico e influye en su desarrollo, por eso hay que trabajar para evitar esto”. En este sentido señaló que “el COSE siempre  se caracterizó por tener buen trato con los adolescentes y al ser chico se pueden hacer un montón de cosas, incluso el acompañamiento de los chicos en las escuelas para trabajar en su inclusión”.

En tanto Domínguez recordó que “hace más de un año que no hay un ingreso en la institución y los que han habido son esporádicos hasta esperar la audiencia de control o de investigación ya que la ley establece que el adolescente imputado pueda transitar el procedimiento judicial en libertad para garantizar sus derechos”.

Por último, expresó que “muchas veces hemos escuchado que en el COSE no se hace nada, no hay chicos, los equipos no trabajan y la realidad es otra, se está trabajando y muy bien. Somos doce trabajadores entre el equipo técnico y los operadores que trabajamos en territorio”.  

Juntando fondos

Trabajadores del COSE iniciaron una venta de rifas con el fin de recaudar dinero para la compra de materiales que serán destinados a los talleres de herrería y carpintería que funcionan en la institución. Los mismos no sólo ofrecen un espacio de contención a los adolescentes sino también un aprendizaje y un oficio.

El valor de la rifa son 50 electrodos y se pueden adquirir en el COSE, en Sáenz Peña 2353, o comunicándose al 456124. El primer premio es un chulengo y el segundo es una parrilla, un asador, una palita y un atizador. Se sortea el 20 de agosto por Lotería Nacional Nocturna.

Los mismos operadores son los que brindan los talleres. El de herrería está a cargo de Roberto Alvarado, funciona los martes y jueves de 9 a 12.30 horas y hoy recibe a cuatro chicos. “Hacemos asadores, parrillas, chulengos, cestos de residuos, estufas y todo lo que nos pidan”, contó y recordó que la última vez les encargaron un bicicletero y un perchero.

En tanto el de carpintería lo maneja Maximiliano Aumedes y se brinda los miércoles y viernes de 9 a 12 horas con trabajos a pedido. “Hemos hecho varios arreglos de sillas y colaboramos con una iglesia en la reparación de sus bancos; hasta hicimos un púlpito”, relató.

El dinero recaudado con la venta de las rifas será destinado a la compra de materiales para los talleres ya que vienen funcionando con las herramientas de los propios talleristas, la donación de comercios y la venta de las producciones que no siempre es suficiente. “Les sirven porque aprenden un oficio para empezar a trabajar en lo que les gusta y es una mano de obra semicapacitada porque no entregamos ningún certificado pero se van con las herramientas para valerse por sí mismos”, destacó Maxi, quien concluyó que “los resultados uno los ve cuando se los cruza a los chicos en la calle y ves que han progresado”.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí