Desde la semana pasada comenzó a brindarse la merienda a veinte chicos en la Junta Vecinal, en una gestión conjunta de su presidente Braulio Barriga con la Iglesia Evangélica del Pastor Adolfo Villibar. También se realizará los días martes y domingo. Asimismo se prevé la apertura de un comedor durante los fines de semana por lo que se solicita la colaboración de la comunidad con alimentos.

El presidente de la Junta Vecinal del barrio 28 de Junio, Braulio Barriga, contó a La Portada que ante la crisis socio económica que se encuentra atravesando la ciudad por la falta de trabajo se ha decidido dar la merienda en la sede. Por el momento se brindará tres veces a la semana: martes, jueves y domingo. Será un trabajo conjunto con la Iglesia Evangélica del Pastor Adolfo Villibar. “Se lo propuse a él y me dijo que sí, que no había problemas porque hay necesidades como en todos los barrios”, señaló y estimó que estarán recibiendo alrededor de veinte chicos en la Copa de Leche.

Asimismo anunció que se encuentran analizando la posibilidad de abrir un comedor en la sede vecinal frente al inicio de las vacaciones de invierno y el cierre de las escuelas. El mismo funcionaría sólo los fines de semana. Por este motivo comenzaron a juntar alimentos que serán destinados a esta iniciativa. “Ya me donaron fideos, azúcar y otras cosas”, manifestó.

 

Desocupación

Barriga aseguró que la falta de trabajo es una de las grandes problemáticas del barrio y se manifestó muy preocupado por esta situación. “La mayoría de los vecinos son albañiles y con la veda invernal no hay empresas que tomen gente entonces hay mucha desocupación y por ende muchas necesidades”, planteó.

 

Vecinos sin gas

Los vecinos también se ven afectados por la llegada del frío, sobre todo aquellos que no tienen gas ni leña para calefaccionarse. El vecinalista contó que desde el municipio ya se realizó la entrega de los tres metros correspondientes al Plan Calor. Hoy son diez las familias afectadas que no tienen respuestas. “No se prevé que haya un nuevo reparto así que estamos esperando que nos den un turno para ir a buscar leña con el camión de la Secretaría de Ambiente”, precisó.

Mientras tanto la Junta Vecinal realizó el miércoles pasado una entrega de ropa a aquellos vecinos que se acercaron con el pedido. Por ello solicitó también colaboración en este sentido.

Calles instransitables

La otra problemática histórica en el barrio son las calles, que con la lluvia y la nieve se han vuelto imposibles de transitar. “El municipio nos dijo que tiene la máquina trabajando en los barrios altos y que no pueden pasar por el nuestro, así que los vecinos ya están resignados porque llevamos 37 años con la misma historia”, planteó.

También se mostró preocupado por los casos de envenenamiento de perros que se han registrado los últimos fines de semana en el barrio. Si bien ya se hizo la denuncia en la Comisaría Segunda, indicó que aún se desconocen los autores y la causa de este hecho.

Por último, Barriga sostuvo que “yo ya no voy al municipio porque es una pérdida de tiempo, no te dan respuestas y uno trata de buscar soluciones por otro lado”.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí