La violencia de género es un flagelo cada vez más visible en la sociedad. Es responsabilidad del Estado, en todos sus niveles, instrumentar las políticas adecuadas para reducir al máximo una problemática que duele y alarma, al tiempo que también debe garantizar la asistencia necesaria a las víctimas. En Esquel, la Fiscalía aborda entre 20 y 30 casos al mes.    

El Ministerio Público Fiscal (MPF) cuenta en la ciudad desde abril del año pasado con una Agencia de Violencia de Género y Delitos Sexuales. La misma está encabezada por la doctora María Bottini e integrada por una especialista encargada de los asuntos de violencia familiar y un profesional que atiende los de abuso sexual.

En diálogo con diario La Portada, Bottini explicó que trabajan en red con las Comisarías de la Mujer, el SAV, personal de la Brigada, funcionarios policiales, Salud y autoridades municipales. Aunar esfuerzos y unificar criterios entre las distintas instituciones resulta ser clave para luchar contra esta clase de delitos que preocupan.

Señaló la fiscal que la Agencia es relativamente nueva y que durante el primer semestre del 2018 comenzaron a verse resultados traducidos en condenas concretas. Los casos por lo general son derivados a la oficina y ahí es cuando nace la intervención del equipo. “Los que tenemos tratamos de llevarlos a los tribunales”, aseguró.

La actuación da inicio a través de un contacto directo con la víctima. Por lo general es un llamado telefónico para luego concertar una entrevista donde llevar adelante una primera aproximación al hecho e informar cómo seguirá el proceso, con audiencias, alternativas y posible elevación a juicio.

Destacó el rol del Servicio de Asistencia, un grupo interdisciplinario que acompaña a la persona a atravesar ese momento doloroso. La intención es minimizar los efectos negativos por los cuales debe pasar la mujer luego de realizar la denuncia. “Siempre hay estrés de hablar y más ante un juez. Son cuestiones que van por fuera de la cotidianeidad de la gente”, reconoció.

Por otro lado, precisó que abordan un promedio de 20 a 30 casos mensuales referidos a violencia familiar y abuso sexual, los cuales son registrados en Esquel, Trevelin y la zona. Son muchos los hechos que quedan entre las cuatro paredes de un hogar y no llegan hasta el Palacio de Justicia debido a múltiples motivos relacionados, por ejemplo, con el temor de la víctima y las falencias del propio sistema.

“Las soluciones que tenemos para dar son diversas. La mayoría termina con un juicio abreviado o algunos van a juicio oral”, recalcó, agregando que también existen otras opciones en delitos leves y cuando la víctima no se encuentra preparada para afrontar el proceso de exponer ante el magistrado y compartir ese espacio con el agresor.

No dudó al señalar que el ideal es finalizar con una condena. Es el objetivo de la Agencia a su mando. En oportunidades, advirtió, no se obtiene el resultado deseado producto de   que las pruebas presentadas por los fiscales no son contundentes ni determinantes para el juez y así el sindicado gana la absolución.  Remarcó que la Agencia tiene competencia sólo en los delitos tales como amenazas, lesiones físicas de diferente gravedad, daños, violencia psicológica y patrimonial, violencia sexual y económica, y en los incumplimientos de deberes de asistencia familiar.

Política pública y concientización

En otro orden, Bottini planteó la necesidad de que “el Estado tenga en agenda” a la violencia de género y responda con políticas activas. Los tres poderes deben coordinar acciones que contribuyan. Reconoció igualmente que en estos últimos cinco años mucho se viene haciendo en el tema pero, aseveró, aún falta.

Consideró que la concientización social es fundamental. No callar ni tampoco naturalizar situaciones que representan una violencia explicita e implícita hacia la mujer. “Hace más de 20 años que existen leyes de violencia de género. Hay imputados que asesorados justifican su accionar en un engaño de la pareja. Que tuvo que romperle el celular y después le pegó un palmazo. Pretendemos que las personas tengan una vida libre de violencia”.

Dónde denunciar

Los números habilitados para recibir denuncias son el 101, Centro de Monitoreo; Comisaría de la Mujer Esquel, 02945 – 450952; Comisaría de la Mujer Trevelin, 02945 480684; Fiscalía de Esquel, Alvear 543, 2945 451297/714. No hace falta contar con un abogado.

Tipos de violencia

Psicológica: Causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar su accionar y comportamiento mediante amenazas. Física: Se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor. Sexual: Cualquier acción que implique vulneración en todas sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual. Económica: Provocar un deterioro en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer. Simbólica: La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí