La aprobación de la ordenanza que exime del pago de ingresos brutos y la tasa de habilitación comercial a los nuevos comerciantes por seis meses despertó malestar en quienes durante años vienen dando pelea a las crisis y promoviendo el desarrollo local. Javier Comparada, dueño de la pizzería “Fitroya”, propuso que esta medida sea extensiva a los comercios ya existentes y que se quite la categoría comercial de la factura de la Cooperativa 16 de Octubre. “Nos quieren ahogar y no sé si es para instalar el tema minero”, planteó con preocupación.

Hace meses que los comerciantes de Esquel se manifiestan preocupados por las bajas ventas y el aumento de impuestos como los servicios. A algunos no les ha quedado otra opción que cerrar sus puertas como fue el caso del emblemático bar El Bodegón, conocido internacionalmente como la “Casa del Blues” y que ha traído a grandes artistas.

Ante esta crisis económica y con el fin de promover el desarrollo local, el concejal de Chubut Somos Todos, Crhistian Pasquini, presentó un proyecto para eximir del pago de ingresos brutos y la tasa de habilitación comercial a los nuevos comerciantes por el término de seis meses. El mismo fue aprobado el jueves pasado por el Concejo Deliberante y también contemplará las tasas de inspección y seguridad e higiene. Sin embargo esta medida no tuvo gran aceptación en los comerciantes existentes que se están viendo seriamente afectados por esta crítica situación y no han recibido ninguna contemplación.

Javier Comparada, quien es dueño de la pizzería Fitzroya que en febrero de este año cumplió veinte años, expresó a La Portada que “tiene que haber una medida de alivio para los comerciantes porque con esta ordenanza se va a privilegiar a los nuevos y no a los que vienen pagando hace un montón”. Al tiempo que aclaró que su opinión no tiene un tinte político sino que le preocupa la situación que atraviesa el comercio local. “Hay mucha crisis, hace años que no veía tanta pasividad a la noche y no es que no vendo nada pero noto que la venta bajó a la mitad, voy a tener dos hijos estudiando y necesito seguir trabajando”, indicó.

Propuestas

Con el objetivo de llevar alivio al sector comercial de la ciudad, Comparada elaboró dos propuestas: quitar la categoría “Comercial” de la factura de la Cooperativa 16 de Octubre por seis meses y darle la oportunidad a los comercios existentes de pagar Ingresos Brutos y Tasas en la temporada de verano o invierno sin perder el descuento por pago en término. “Queremos que el ejecutivo entienda que esto va más allá de la política y que es en su ayuda porque si le va mal, nos vamos a hundir todos. Por eso urge que tomen alguna medida porque todas las señales del comercio indican que le está yendo muy mal”, señaló.

Asimismo expuso que “nos quieren ahogar y no sé si es para instalar el tema minero, no tengo evidencia fáctica pero cada vez le encuentro más sentido porque no puedo entender como uno permanentemente propone ideas y nadie las valora”.

Por último planteó que “hay un montón de negocios que están pensando seriamente en cerrar porque están pasando una situación crítica muy fuerte y las cámaras no existen”.

“Decidí cerrar para no endeudarme más”

Andrea Tapia, comerciante de Esquel, contó a La Portada que en este último mes tomó la decisión de cerrar su negocio porque ya le estaba resultando imposible pagar los impuestos municipales, el alquiler del local y los servicios. “Me costó mucho tomar esta decisión porque es mi trabajo pero me estaba endeudando mucho y la situación no daba para más”, explicó.

Andrea se inició en el rubro comercial con un local frente a su casa con el cual le iba muy bien, tenía buenas ventas y esto la incentivó a probar suerte en el centro de la ciudad. Sin embargo la crisis económica del país le jugó una mala pasada y hoy se ve obligada a bajar la persiana. “Fue una decisión familiar, lo charlé mucho con mi familia y aunque me duela, sé que es lo mejor”, indicó.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí