Familiares de los usuarios que asisten al Centro de Día para recibir atención terapéutica y contención por sus discapacidades moderadas y severas continúan preocupados por el mal estado del edificio, la ausencia de lineamientos de trabajo y la falta de personal idóneo. Proponen crear un fondo con aportes voluntarios y donaciones destinado a gastos de funcionamiento. Pidieron reunirse con el intendente Sergio Ongarato, pero esto finalmente no pudo llevarse a cabo.

Andrés Saposnik, quien es padre de una beneficiaria del Centro de Día, contó a La Portada que la institución, que está por cumplir siete años en la ciudad, nació como una propuesta de algunos familiares en conjunto con el municipio y otras autoridades. “Los fondos fueron aportados a través de la CONADIS y así se hizo el edificio en un terreno municipal”, recordó. Sin embargo señaló que desde un principio se pensó que el Centro de Día funcionara de manera autogestiva a través de los aportes de las obras sociales de los diferentes usuarios. Por este motivo se estableció por estatuto que los mismos fueran depositados en una cuenta a cargo del municipio.

“El volumen de dinero que maneja el Centro de Día es importante, alrededor de 400 mil pesos mensuales, pero nos estamos dando cuenta que las partidas no son por el total de los aportes. Siempre hay un excedente y no es de ahora, para que no piensen que hay un tinte político porque esto lo venimos analizando desde la gestión de Alejandra Crespo como directora”, explicó.

Planteó también que “se necesita gente idónea para que trabaje con los chicos, como terapistas, médicos, musicólogos, lo que se está retaceando porque el municipio dice que no le da la partida”. Por eso insistió en conocer el destino de los fondos del Centro de Día ya que los trabajadores también hablaron de la falta de materiales para trabajar. “Entre los padres queremos formar una comisión para manejar otros ingresos a través de donaciones o aportes voluntarios que nos den cierta independencia en gastos menores”, propuso. No obstante aclaró que “el aporte de las obras sociales tiene que ir al Centro de Día para que se garanticen los derechos de los discapacitados”.

“El edificio se cae a pedazos”

Saposnik contó que el edificio donde funciona el Centro de Día “es una lástima, se cae a pedazos, pero con poco dinero y dedicación se puede arreglar”. Advirtió que “esta situación viene del gobierno anterior, cada vez se acrecienta más y ha llegado a un límite insostenible”.

Ante la falta de respuestas, aseguró que como padres se sienten “invisibilizados” porque “no nos escuchan”. Pidieron reunirse con el intendente Sergio Ongarato, pero hasta el momento esto no ha ocurrido.“Los jóvenes y adultos están siendo vulnerados en sus derechos, porque el edificio tiene goteras, se corta la luz, no tenemos personal y los pisos están levantados”, precisó.

 

Nuevos lineamientos

El Consejo Municipal de Discapacidad elaboró un proyecto con los nuevos lineamientos del Centro de Día que deberá ser aprobado por el Concejo Deliberante. El mismo propone la creación de un fondo específico para la atención de gastos de funcionamiento que no incluye ampliaciones ni reformas edilicias. Contemplará una parte del presupuesto municipal destinado al Centro de Día, el 100% de la recaudación por parte de la obras sociales, instituciones y entidades de medicina prepaga, donaciones y aportes de instituciones y personas, y todo otro aporte de instituciones públicas y privadas que puedan gestionarse desde la dirección del Centro de Día. El fondo contará con una cuenta bancaria específica y la administración estará a cargo de una comisión elegida a tal efecto por el Consejo de Discapacidad, conformada por el director del Centro de Día, un representante del Consejo, el director municipal de Discapacidad y se propondrá que también haya alguien de parte de los familiares.

“No estamos negando la autoridad municipal, sólo buscamos que haya un contralor de los ingresos como corresponde y queremos que se haga todo lo posible por salvaguardar los derechos de las personas que asisten. Es muy triste ver chicos con diferentes discapacidades al abandono, siendo atendidos por la voluntad de los pocos operadores que dejaron sin ningún lineamiento. Pedimos contención y que el manejo financiero – administrativo sea eficiente”, concluyó.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí