Tomás Pinto: “Es falso que la minería resolverá los problemas económicos”

0

El concejal del Frente Vecinal, Tomás Pinto, dejó en claro que los chubutenses rechazan la megaminería y afirmó, asimismo, que la actividad de ninguna manera soluciona las dificultades económicas de una población. Además, planteó que el intendente Sergio Ongarato debe asumir una posición más firme y contundente.

Consideró que el intendente Ongarato pretende situar a Esquel como una “comunidad que mira de afuera la pelea”, lo cual calificó de “muy peligroso”. Dijo que como jefe político de la ciudad debería estar a la cabeza del reclamo “haciendo todo lo posible para que la minería no entre no sólo aquí sino también en el resto del territorio provincial”.

Lamentó que hay una intencionalidad de “doblegar voluntades con la billetera” para de esta forma instalar los proyectos extractivos, primero en la zona de la Meseta Central. “El pueblo tiene claro que no quiere la minería en Chubut y tampoco la explotación del uranio”, advirtió en diálogo con diario La Portada.

Duro se mostró con los funcionarios de la órbita nacional a quienes cuestionó por “no representar los intereses” de la gente sino que “vienen a ser administradores de los recursos que puedan sacar”, agregando que “dentro de esa lógica, la minería es un tema de apriete: querés fondos para gobernar, abrí la puertas”.

Sostuvo que la megaminería no garantiza el crecimiento socioeconómico de las localidades. Por el contrario. “Invito a que vayan a Santa Cruz. El kirchnerismo permitió el arribo de las empresas y hoy la provincia está en quiebra con un problema social terrible. Por ejemplo, el año pasado no tuvo clases, la salud pública se cae a pedazos y la institucionalidad peligra todos los días”, repasó.

Subrayó el edil del Frente Vecinal Esquel que más allá del riesgo ambiental evidente, “es falso creer que la minería resolverá los problemas económicos” y remarcó, además, que no existe caso alguno de un pueblo próspero impulsado por la actividad en cuestión.

Año muy difícil

No dudó al indicar que el tema minero marcará la agenda política del 2018. “Será un año muy difícil”, reflexionó y planteó que servirá para encubrir otras problemáticas graves como la falta de empleo, vivienda y tierra. “Mientras todo eso no esté resuelto, las multinacionales tendrán la posibilidad de presionar a los ejecutivos”, manifestó.

Entendió Pinto que el plan es “generar desestabilidad social en función de poder meter a las corporaciones, a quienes les importa poco lo que le pasa a la gente”. Reiteró luego que desde el bloque “estamos muy preocupados” con el escenario actual y vislumbró “una ofensiva muy fuerte”.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí