Vecinalistas advierten sobre la falta de oportunidades laborales para los jóvenes

0

Sin dudas hoy la desocupación es una de las grandes preocupaciones a nivel país. En Esquel hace varias semanas la problemática está instalada, en el centro de la escena. Si bien no hay índices oficiales, desde el Departamento Ejecutivo Municipal sostienen que rondaría el 7 %, mientras que la oposición es más dura y habla de al menos “dos dígitos”.

Miguel Berot y Raúl Santander, coordinadores de Juntas Vecinales, plantearon la necesidad de impulsar políticas de base para generar puestos de trabajo en la ciudad y lamentaron que los jóvenes carecen de oportunidades laborales. Días atrás mantuvieron una reunión con el titular de la Cámara de Comercio, Jorge Castillo.

Berot aseguró que hay “muchos chicos” en Esquel sin trabajo (y en la búsqueda de uno) pese a contar con estudios y haber completado una formación educativa determinada gracias al “esfuerzo” de los padres. “No pueden conseguir”, señaló quien hace varias temporadas se encuentra al mando de la Asociación del Sargento Cabral.

Por su parte, Santander recordó que hasta diciembre del 2017 estuvo vigente el programa Mi Primer Empleo (MPE), el cual permitía a cerca de 300 jóvenes en la Cordillera acceder a una empresa, comercio o actividad a cambio de una remuneración afrontada 100 % por el Estado Provincial.

El dirigente del Ceferino pidió que esta clase de iniciativas continúen implementándose y explicó que la Cámara de Comercio seguramente hará gestiones ante el Gobierno del Chubut para ver si es factible mantener este 2018 a MPE. Subrayó que producto del programa algunos consiguieron trabajo y otros tantos “volvieron a la desocupación”.

Coincidió con su compañero en la Coordinación de las Juntas Vecinales al afirmar que no son pocos los chicos que finalizan los estudios secundarios en la localidad y chocan contra una realidad dolorosa: la falta de oportunidades laborales. Por eso entiende que el denominado Mi Primer Empleo es una buena alternativa.

Más activos

Por otro lado, Berot dijo que las asociaciones barriales deben adoptar una participación más activa. “Tenemos que hacer un mea culpa por lo callado y quietos que hemos estado en estos años”, soltó el dirigente, agregando que de ahora en más “es necesario involucrarse” con mayor frecuencia en temas de interés general porque “después nos acordamos cuando las cosas pasan”.

“La gente que viene de afuera nos ha sacado viviendas y puestos de trabajo. Mientras nosotros nos hemos quedado callados la boca, no hemos reclamado con tanta firmeza”, sostuvo.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí