En Esquel la Fundación Eco Terrestres está integrada por un grupo de jóvenes que durante el año organiza distintas actividades tendientes al cuidado del medio ambiente. La última intervención fue en la zona de La Cascada, donde colocaron unos bancos de madera y junto a otras instituciones de la comunidad aportaron al embellecimiento del lugar.

Benjamín Lobos, uno de los referentes de Eco Terrestres en la ciudad y desde la semana pasada director de Bromatología, explicó a diario La Portada que la fundación nace en Cartagena (Colombia) hace un par de años luego de que médicos veterinarios decidieran trabajar activamente en la protección del medio natural y la fauna silvestre, implementando diversos proyectos.

La organización tiene base en Esquel de la mano de al menos cinco jóvenes activos y otros tantos colaboradores. Lobos dijo que una de las premisas principales es “poner en valor los espacios públicos” de la localidad y bajar un claro mensaje de “concientización” para que el vecino se apropie positivamente de los mismos.

Consideró que siempre es necesario sensibilizar a la población respecto de la importancia de resguardar el ecosistema y el entorno natural. Igualmente, celebró que en la ciudad hay una conciencia formada ya hace tiempo e indicó que el movimiento del “No a la Mina” sin duda contribuyó mucho. “Fue un puntapié sociocultural”, manifestó.

Intervenciones

Contó que días atrás se sumaron a una actividad abierta a la comunidad en la zona de La Cascada, delineada de forma conjunta entre áreas de la Municipalidad y organizaciones no gubernamentales. En este sitio colocaron bancos de madera para que sean utilizados por los vecinos interesados en disfrutar de una tarde recreativa.

Agradeció luego al municipio por el voto de confianza y también a los comercios que desinteresadamente donaron materiales. Agregó, asimismo, que esta clase de acciones en terreno persiguen el objetivo central de “mejorar los espacios públicos, esos lugares que son comunes”.

Por último, comentó que durante los últimos meses con el grupo de la fundación participaron de intervenciones en la reserva natural Laguna La Zeta, donde trataron de regular el uso de los vehículos motorizados. Y a mediados del año pasado realizaron una limpieza en el Lago Futalaufquen. “Pensamos seguir”, aseguró.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí