La Argentina vive un proceso de 34 años de democracia ininterrumpida y pese a ello se reprime a manifestantes y trabajadores de prensa. Lo sucedido el pasado jueves  y este lunes dentro y fuera del Congreso Nacional – en el marco del tratamiento del proyecto de Reforma Previsional que finalmente fuera aprobado – no resiste análisis porque queda claro que es absolutamente inaceptable en un estado de derecho.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) informó que en los distintos episodios del pasado jueves “los  uniformados atacaron y dispararon a quemarropa contra periodistas y reporteros gráficos. Pablo Piovano, reportero gráfico (Página 12) recibió diez impactos de bala de goma. También fueron baleados con postas de goma el reportero gráfico Germán García Adraste (Clarín), el corresponsal de ANRed Federico Hauscarriaga y el fotógrafo Leandro Teysseire (Página 12)”.

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), por su parte, denunció que “dentro del edificio del Congreso Nacional fueron agredidos el periodista Nicolás Fiorentino (editor de Letra P, ex redactor de Crítica, golpeado en el rostro por un efectivo de seguridad), Guido Rodríguez, camarógrafo de C5N que recibió un balazo de goma en el abdomen, y Marcelo Silvestro (Perfil), que terminó con heridas al igual que un cronista de América TV”.

Las escenas de violencia y represión contra los trabajadores de prensa se repitieron el pasado lunes. Periodistas y fotógrafos de Agencia Telam, TN, C5N, FM La Patriada, Canal 9 y Diario Popular entre otros medios de comunicación sufrieron la violencia al ejercer su derecho informar lo sucedido en cercanías del Congreso Nacional. Situación de apremio que también vivió el cronista Julio Bazán de Canal 13 cuando un grupo de manifestantes lo increpó impidiendo el libre desempeño de su labor.

La FATPREN exige al Gobierno Nacional “que se garantice el respeto irrestricto a la libertad de prensa, pilar indispensable de la democracia, tal cual lo determinan la Constitución Nacional y el Estatuto del Periodista Profesional (Ley 12.908). Eso significa que los trabajadores de prensa no deben ser molestados, ni heridos, ni perseguidos, ni asesinados por desarrollar su labor”.

La Cooperativa de Trabajo Prensa Unida se suma a las exigencias de la Federación entendiendo que la labor que realizamos los trabajadores de prensa debe ser siempre garantizada por el Estado y que la presencia de efectivos de Fuerza de Seguridad no debiera ser parte del paisaje cuando los trabajadores reclaman, se expresan o exigen la opinión de sus representantes políticos tal como sucediera el jueves último en el Honorable Concejo Deliberante de Esquel cuando integrantes de la Mesa de Unidad Sindical solicitaban a los ediles su posicionamiento respecto del proyecto de Reforma Laboral. Frente al edificio del Concejo se pudo observar la presencia de efectivos de la Policía del Chubut atentos a lo que pudiera ocurrir dentro del recinto.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí