Tras la polémica suscitada el pasado 13 de noviembre por la intervención artística que realizó el vecino Hugo Chandía, el equipo directivo del Instituto de Educación Superior N° 818 salió a acompañar el trabajo de su estudiante, brindándole un marco legal, institucional, educativo y pedagógico a la obra.

El comunicado

En referencia a la polémica suscitada por la intervención artística el día 13 de noviembre ‘La barbarie sobre la civilización’ del estudiante Hugo Fernando Chandía, como equipo directivo del Instituto nos vemos en la obligación de dar un marco legal, institucional, educativo y  pedagógico a la obra.

El Instituto N° 818 desde su creación en septiembre de 2015, construye su perfil en la modalidad EIB –Educación Intercultural Bilingüe-. Esto implica dar una disputa epistemológica, ética y política en la medida que reconoce y legitima conocimientos que ponen en valor los saberes artísticos de los pueblos originarios que habitaron y habitan la región, como así también otras manifestaciones que se han ido configurando en la dinámica propia de un espacio social y cultural  ocupado por migraciones internas desde América Latina y externas a la región, y reconociendo un territorio que nunca estuvo deshabitado. Un Instituto de Educación Superior con la modalidad EIB plantea desafíos y acciones que se plasman en una propuesta de formación inclusiva y descolonizadora, buscando poner en práctica muchos de los enunciados que han sido escritos y que hoy dan un marco legal a esta modalidad.

La provincia de Chubut, y particularmente nuestra región, está en su mayoría poblada por familias pertenecientes a pueblos originarios y muchos de los estudiantes que transitan las aulas del IES 818 pertenecen o son descendientes de los mismos. En este contexto citamos la Ley de Educación de la Provincia del Chubut/91-10 que en sus Art. 72º al 74° expresa:

Para garantizar el desarrollo de la Educación Intercultural y Bilingüe, el Estado provincial será responsable de:

– Promover la formación docente específica, inicial y continua, correspondiente a los distintos niveles del sistema, asegurando una educación con igualdad y calidad que cuente con la participación de especialistas e idóneos.

– Asegurar el derecho de los pueblos indígenas y migrantes a recibir una educación intra e intercultural y bilingüe que ayude a revitalizar, utilizar y desarrollar sus lenguas así como a preservar, fortalecer y recrear sus cosmovisiones, pautas culturales, identidades y costumbres, reconociendo su pertenencia a un espacio territorial a fin de evitar el desarraigo y la migración a los espacios.

Por lo expuesto, pensarnos un Instituto con la modalidad EIB nos obliga a propiciar y  poner en práctica muchas de los documentos que han sido escritos y que hoy dan un marco legal a esta modalidad. En este contexto, el proceso de enseñanza-aprendizaje y de formación que se lleva adelante en nuestra institución está atravesado por el perfil intercultural con el debate que esto implica y como ejemplo damos marco a la polémica de la intervención mencionada.

Pero no sólo el perfil del Instituto nos da el marco normativo para trabajar. Podemos citar los diseños curriculares de nivel primario, secundario y superior en el que la enseñanza-aprendizaje de las Ciencias Sociales tiene como propósito la construcción de un conocimiento problemático, complejo y crítico de la realidad social que les permita progresivamente desarrollar habilidades de comprensión, de argumentación y de acción;  El desafío de relacionar conceptos y explicaciones que les permita cuestionar, reordenar y trascender las comprensiones “ingenuas” promoviendo una mirada crítica del mundo social y ofreciendo herramientas para la intervención y la praxis de los sujetos en las relaciones sociales que los involucran; La problematización y la complejización de las interrelaciones que se producen entre los hechos sociales, políticos, económicos y culturales que configuran la trayectoria histórica de las sociedades, así como el papel que los hombres y mujeres, desempeñan en ellas, asumiendo que estas sociedades son el resultado de complejos y largos procesos de cambio que se proyectan en el futuro; La construcción de una ciudadanía crítica desde un abordaje áulico que aliente y promueva el pensamiento autónomo, la búsqueda de explicaciones y el reconocimiento de la provisoriedad y controversialidad del conocimiento social.

En este andamiaje educativo, la intervención del estudiante -en el contexto de la unidad curricular del taller Plástico Visual de 4° año del Profesorado de Artes Visuales-, pone en práctica las citadas finalidades que cuestionan ‘verdades’ y ‘mitos’ escolares instaurados respecto de la conformación de Estado Nacional y el acervo de grandes extensiones de tierras ganadas en la Conquista del Desierto.

Entender las Cs. Sociales en este sentido y señalar el carácter inacabado de un cocimiento que, como en el resto de los campos del saber, se va reconstruyendo a partir de nuevas investigaciones que ponen en duda las ‘verdades’ instituidas, alientan el cambio, incitan a plantear nuevos interrogantes. Esto implica promover prácticas de enseñanza que permitan el acceso al conocimiento como saber integrado, a través de las distintas áreas y disciplinas que lo constituyen, fortaleciendo habilidades en términos de hábitos de estudio, de aprendizaje e investigación, de juicio crítico y discernimiento (Diseños Curriculares de Nivel Secundario).

Cabe aclarar que la Historia es un saber en construcción, en permanente movimiento y renovación, es un saber provisional porque no cuenta con una sola lectura del pasado que sea universalmente aceptada. Ello se produce, no en el sentido del relativismo que cuestiona toda proposición, sino en la convicción de que construimos conocimiento histórico que, siendo provisorio, da cuenta de los múltiples e inagotables significados de la existencia humana. (Diseños Curriculares del Profesorado de Historia). Cuestionar mitos y creencias del relato de la historia hegemónica fue uno de los objetivos de la intervención de Hugo Chandía, que habiéndose llevado adelante en el espacio público, se deriva en su carácter efímero, dinámico y no alterando ni dañando monumentos como tampoco señalética urbana.

Para finalizar, y no dejar al azar la acción artística antes mencionada, posicionando la obra como producto de una propuesta didáctica impartida desde el taller, en recupero de la propia identidad y en la cual el Instituto como modalidad EIB se ve reflejado y representado, es nuestro deber contextualizar con normativa la cual hemos ido citado en el presente texto. De este modo, vemos que los diseños curriculares de todos los niveles, la Ley de Educación Provincial y Nacional propician enseñanza-aprendizaje bajo un paradigma educativo crítico-reflexivo, y que aquello que sucede en las aulas de los diferentes niveles del sistema asume este trabajo. En el caso del Instituto 818 y en la acción del estudiante, lo distintivo fue salir del aula y exponer a la vista de toda la comunidad la construcción de conocimiento problemático, complejo y crítico de la realidad.

Acompañamos a Hugo Fernando Chandía, a la docente Greta Hammond y a los compañeros de curso en este contexto polémico por el que nos toca transitar y no dejamos de señalar que el objetivo está concretado, siendo el perfil del egresado ser futuros docentes en arte capaces de fundamentar desde marcos teóricos su práctica profesional contextualizándola y enmarcándola en concepciones éticas y sociales; concebir la formación docente como una práctica social transformadora que revaloriza el conocimiento del arte como herramienta necesaria para comprender y transformar la realidad; tomar el conflicto como punto de partida para la construcción del conocimiento; concebir el conocimiento como una verdad relativa producto de la construcción social contextualizada en un momento histórico determinado.

Es responsabilidad del Estado Provincial y por ende de los institutos de formación docente, la formación de docentes bajo un paradigma que incluya conocimientos, valores y experiencias que promuevan la reflexión crítica, evaluación, análisis de controversias, como parte activa del desafío educativo asumido. Tarea que en este caso y con orgullo, fue cumplida.

EQUIPO DIRECTIVO

INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR N° 818

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí