La falta de empleo – y la posibilidad de perderlo en el corto plazo – se transformó en la principal preocupación de la clase trabajadora que en la voz de los Sindicatos advirtió de una situación que tiende a agravarse.

Y si bien para muchos esta advertencia no tenía fundamentos recientemente el Gobierno Nacional, a través del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), reconoció que “la tasa de desocupación presenta un incremento estadísticamente significativo”.

El INDEC, emitió un informe en el que señala que la tasa de desempleo subió a 9,2% en el primer trimestre de este año, con un alza de 1,6 punto porcentual respecto del cuarto trimestre de 2016 cuando había sido de 7,6 por ciento. La provincia del Chubut no es ajena al panorama nacional ya que los índices de desempleo en la zona del Valle alcanzan el 8, 2 por ciento y 5, 3 por ciento en las ciudades del sur.

Un informe del Instituto de Estudios Laborales y Sociales (IDELAS) de la UCES señaló que “en la Argentina poco más de la mitad de los trabajadores enfrenta algún grado de insatisfacción laboral”, entre ellos quienes “no encuentran una ocupación rentada; los que sólo logran alguna respuesta en el segmento informal, que representa un tercio de los asalariados y algo más entre los cuentapropistas, y en menor medida, los subocupados porque están empleados menos de 35 horas semanales, pese a que desean hacerlo por más tiempo”.

La crítica situación, según IDELAS, se refleja en la baja tasa de participación de la población en el mercado laboral, “que rara vez ha superado el 47%, aunque si se limita al segmento etario de 14 a 65 años sube a 57%, desagregado en 46,3% para las mujeres y 68,9% para los varones”.

Las estadísticas ofrecen un panorama de un problema que debe comenzar a tenerse en cuenta porque la realidad es innegable. A La Portada, casi a diario, se acercan jóvenes en busca de una oportunidad laboral lo cual marca que el desempleo también afecta significativamente a la ciudad de Esquel aunque se carezca de datos oficiales.

Es de vital importancia generar fuentes de trabajo y evitar la precarización laboral de quienes aún lo conservan. Se trata, ni más ni menos, que de poner en práctica políticas de Estado que acerquen soluciones. Quizás en lugar de pensar en el resultado de las elecciones de Octubre, la clase política deba ocuparse de un problema que afecta la dignidad de las personas y reduce sus posibilidades de llevar a su familia el sustento de cada día.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí