Producción: Vitivinicultura, una actividad que crece en la Cordillera

0

Los emprendimientos vitivinícolas florecen en la región cordillerana y en algunas localidades de la Meseta como una alternativa que mezcla dos perfiles concretas: la producción y el turismo. Las condiciones particulares de nuestro suelo permiten el desarrollo de un vino distinto, de calidad y capaz de posicionarse en el mercado nacional.   

Al respecto, el presidente de la recientemente creada Asociación Civil Ruta Vitivinícola del Sur Argentino, Camilo De Bernanrdi, confió a diario La Portada que en la Provincia del Chubut funcionan hoy cerca de 30 viñedos, muchos de los cuales están localizados en la Cordillera, Paso del Sapo, Gualjaina y Sarmiento.

Aseguró que el producto local no tiene nada que envidiar a gigantes del rubro como Mendoza. “Nuestro vino es de muy buena calidad”, enfatizó y precisó que favorecen factores tales como la pureza del agua, la exposición solar, la amplitud térmica, el clima, la tierra virgen y libre de pestes, como así también el hecho de que no haya agroquímicos próximos a los complejos.

Empleo

Rescató, por otro lado, que la actividad puede ser generadora de empleo a futuro pero para alcanzar ese nivel deseado es necesario el acompañamiento del Estado con obras de infraestructura e inversiones en servicios. “Lo vemos como un proyecto de agroturismo”, señaló, es decir una combinación entre producción y turismo.

Sostuvo De Bernardi que la Comarca y la Meseta poseen lugares increíbles que son necesarios potenciar. La denominada “Ruta del Vino” es una primera aproximación. “Se armó el esquema, se hizo el relevamiento, pero todavía queda una segunda etapa de capacitación y de infraestructura. Hoy hay dos viñedos capaces de recibir gente”, acotó.

Infraestructura y capacitación

El titular de la asociación aseveró que para consolidar el crecimiento es más que importante el trabajo permanente en dos puntos concretos: la capacitación del recurso humano y la infraestructura. Afirmó que en ese marco el Estado tiene que marcar presencia con gestiones, ejecución de obras que garanticen el acceso a servicios y el lanzamiento de líneas crediticias.

Contó luego que en lo personal “arrancamos hace siete años en el rubro, probando qué se podía hacer. Nos fuimos metiendo y logramos un producto impensado para esta zona. Le dimos para adelante. Hoy estamos bastante consolidados”. Agregó que el INTA y la COVIAR impulsan la creación de un Centro de Desarrollo de Vitivinicultura para la región.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí