Más de 100 firmas y un pedido urgente de los jubilados “para no morir”

0

Jubilados de la provincia del Chubut se acercaron a la delegación Esquel del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS) el pasado lunes por la mañana. En el lugar juntaron más de 100 firmas y presentaron un escrito al presidente de la entidad, Rodrigo San Martín, para pedir el adelanto de aumentos de haberes otorgados a los activos.

Cabe remarcar que este planteo se realizó también en otras delegaciones como Camarones, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y la Comarca Andina, con números muy importantes de convocatoria en todos los casos.

Rosa Contrera, vocera del sector en Esquel, expresó que “la situación es más difícil que en otro tiempo”. “Lo que hicimos fue hacernos eco de las palabras del señor gobernador de la provincia, que el 6 de enero dijo que había que elaborar un plan de contingencia para contener al grupo más vulnerable que son los jubilados”, explicó.

Aseguró que coinciden con los dichos de Ignacio Torres y por eso “se nos ocurrió una pequeña cuestión como para empezar a elaborar esta estrategia”. Solicitaron mediante la nota que el aumento del 3% que recibieron con los últimos sueldos los activos sea abonado a los jubilados “antes del 15 de enero”. A esto, sumaron el mismo porcentaje de diciembre que percibieron los trabajadores en actividad y un retroactivo de noviembre, del 7% y el 3%.

“Esta plata los compañeros activos la pusieron el sábado pasado. Los aportes están. El gobierno, tiene que poner su parte. Por ley, el 11 la disponibilidad del dinero debe estar en el Instituto”, recalcó Contrera. Por todo esto y considerando que existe una situación mucho más grave que en otros tiempos, subrayó: “Pedimos al presidente del Instituto que arbitre todos los elementos que tiene a mano”.

Puso como ejemplo de la gravedad del momento actual el aumento de “los medicamentos” y también la carne y los alimentos en general. “No estamos pidiendo la guita para las vacaciones, la estamos pidiendo para no morirnos, para poder tomar los medicamentos y para poder comer”, enfatizó. Planteó que, si lo cobran en marzo como prevé la ley, el dinero “no nos van a alcanzar ni para el primer mordisco de la carne picada”.

Consideró que la masividad de la convocatoria es reflejo de que existe una gran emergencia. Puso como ejemplo de esto que la presentación de la nota comenzó a difundirse el domingo y en menos de 24 horas una gran cantidad de jubilados se enteraron y asistieron a firmar. Sostuvo que el gobierno provincial tiene “una oportunidad” de mostrar que quiere armar un plan de contención para los jubilados.

Casi un año reclamando el pago de las horas guardia

Por su parte, Carlos Cohen Arazi, volvió a poner de manifiesto la exigencia del sector de salud que desde febrero del 2023 reclama el pago de un aumento de las horas guardia.

“Los activos lo están cobrando, los jubilados lo deberían cobrar y hemos hecho reuniones, recursos administrativos y no tuvimos respuesta, Terminamos con un amparo judicial que se presentó justo en la transición entre los dos gobiernos”, detalló. Sin embargo, y a pesar de “la continuidad de los actos administrativos” que trasciende el cambio de gestión, nadie les respondió.

Cohen Arazi adelantó que esperan contar con la posibilidad de reunirse con las autoridades del ISSyS para aclarar este tema y cobrar el aumento y los intereses por la demora.

En esta línea, Contrera amplió: “El que tenía que responder el amparo, que venció el 28 de diciembre, es el actual gerente general del Instituto, Pablo Aguilera”. “No lo desconoce porque era el que estaba en la Asesoría Legal, es grave la situación”, cuestionó.

Intervención del ISSyS

Por último, la vocera de los jubilados provinciales de la zona cordillerana definió como “muy confusa” la situación del ISSyS, dado que, aunque el mandatario provincial anunció públicamente la intervención, esta no fue difundida en el Boletín Oficial. “Circula un decreto del 29 de diciembre, pero hasta tanto no sea publicado no está”, consideró.

Criticó que en los términos que se conocieron extraoficialmente, se define que es por 90 días, pero no se convoca a un acto eleccionario. “La única forma de normalizar es llamar a elecciones, queremos estar adentro opinando, votando, nadie puede tomar nuestra palabra y hacer por nosotros”, concluyó.

La nota presentada a Rodrigo San Martín