Editorial: Recordar para conservar cierta “normalidad”

0

En la jornada de ayer, el Gobierno Nacional, informó nuevas medidas de flexibilización en el marco de la pandemia ocasionada por el COVID-19. A un año y medio de iniciadas las restricciones la vida comienza a parecerse un poquito a aquello que conocimos.    

La principal medida anunciada es que se levanta la obligatoriedad de uso de tapaboca al aire libre cuando se circule  en forma individual o burbuja cuando no exista  aglomerado de personas. El uso del barbijo continúa siendo obligatorio en lugares cerrados tales como aulas, cines, teatros, ámbitos de trabajo, transporte público, espectáculos y eventos masivos al aire libre cuando haya aglomerados de personas.

Se determinó, además, que las reuniones sociales serán sin límites de personas cumpliendo las medidas de prevención, tapabocas, distancia y ventilación.

Para las actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales en lugares cerrados manteniendo las medidas de prevención, tapaboca, distancia y ventilación se desarrollarán con un aforo del 100%. Se autorizan los de viajes de jubilados y egresados siguiendo los protocolos recomendados.

La información también señala que se autoriza la actividad en  discotecas con aforo del 50%, con esquema completo de vacuna (14 días previos al evento). Los salones de fiestas, bailes o actividades similares estarán habilitados para personas que acrediten esquema completo de vacuna (14 días previos al evento) o una dosis más test diagnostico (PCR o Antígeno) negativo dentro de las 48 horas previas al evento. El protocolo será especial para las fiestas de 15 o para menores de 17 años mientras avance la vacunación en los adolescentes.

En el caso de los eventos masivos de más de 1000 personas. A partir del 1 de octubre se habilita con aforo del 50%, y se trabajará con los actores involucrados el protocolo específico en relación a los requisitos. Se realizará también una apertura gradual y cuidada de fronteras. Las fechas se coordinarán con migraciones, ANAC y otras autoridades. El día 24 de septiembre se establecerá la   eliminación del aislamiento a argentinos, residentes y extranjeros que vengan por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria.

Desde el 1º de Octubre se contará con autorización para el  ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento como así también de la apertura de fronteras terrestres a pedido de gobernadores (con corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria con cupo definido por la capacidad de cada jurisdicción). Y entre el 1 de octubre y 1 de noviembre se contará con el incremento del cupo de ingreso progresivo en todos los corredores seguros, aeropuertos puertos y terrestres. Desde el 1º de noviembre se autoriza ingreso de todos los extranjeros  quienes deberán cumplir con ciertos requisitos. 

El regreso a cierta “normalidad” debe llevarnos a pensar en el momento político en que se anuncia. El resultado negativo de las elecciones PASO para el Gobierno Nacional parece un factor determinante. Sin embargo y más allá de los motivos – aunque las circunstancias acompañen con la baja de casos positivos – ello no implica que se dejen de observar las medidas de prevención. Sí, se regresa a cierta “normalidad”, pero no por completo. Este es sólo un pequeño paso, un pequeño avance que debemos cuidar con conciencia individual y ciudadana. No olvidar lo vivido y las huellas que ha dejado será una forma de tener presente el pasado inmediato para no repetir errores. Como siempre, de nosotros depende. 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí