Ayer tuvo lugar una nueva jornada por el juicio contra ex funcionarios provinciales y comerciantes proveedores del Estad, acusados de presuntas maniobras ilegales en la compra y venta de mercadería para asistir a los habitantes de Comodoro Rivadavia afectados por un fuerte temporal de viento y lluvia entre marzo y abril del año 2017.

Hasta el momento alegaron los defensores Miguel Moyano (asiste a los imputados Marcelo Suárez y Vanina Barale), Omar López (defensor de Bruno Taurelli Chiribao y Marta Fracasso), Fabián Gabalachis (defiende a Diego Correa y a Estanislao Finiguerra) y Lisandro Benitez (defensor de Diego Lüters).

Cerca del mediodía de esa jornada Gabalachis concluyó en pedirle al tribunal la absolución de sus defendidos. Dijo que Diego Correa no cumplió ningún papel en las maniobras investigadas y que los expedientes de compras presuntamente falsos creados para hacerse de dinero del Estado, eran confeccionados en el Ministerio de Coordinación de Gabinete a cargo de Alberto Gilardino, y no en la Unidad Gobernador de la que Correa era responsable. También dio cuenta sobre la base de algunos de los testigos que desfilaron en el juicio, que el comerciante Finiguerra entregó la mercadería que le había vendido al Estado. Al momento de la contrarréplica el fiscal general Alex Williams apuntó que “no se puede vender algo que nunca se tuvo” dando cuenta también de testigos que pusieron en duda el accionar del comerciante.

Luego a primera hora de la tarde se escuchó el alegato del abogado Lisandro Benítez, defensor oficial de Diego Luters que oficiaba de secretario del también imputado Diego Correa en la Unidad Gobernador. Concluyó en pedir la absolución para el ex funcionario provincial basado especialmente en el argumento de que Lüters cumplía órdenes de Correa, achacándoles a los fiscales “falta de objetividad”. Al momento de la contrarréplica, entre otros conceptos el fiscal general Rodriguez se refirió a los permanentes contactos, comunicaciones y relaciones que entabló el imputado con los comerciantes proveedores.

El juicio lleva más de un mes y medio de debate en extensas jornadas de cuatro días por semana sesionando de mañana y tarde, desfilaron ya  101 testigos (menos de la mitad del total originalmente estipulado) y se cree que se extenderá hasta avanzado el mes de septiembre.

Fuente: Ministerio Público Fiscal.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí