Pablo Vega, joven constructor que tiempo atrás recibió una beca de Cáritas para cursar sus estudios en Esquel, continúa con la construcción de viviendas en Cerro Radal y Las Golondrinas. Cabe recordar que las unidades habitacionales serán destinadas a familias que fueron afectadas por los incendios y que requieren un espacio propio.

En diálogo con La Portada sostuvo que “estamos terminando el proyecto, pero nos está retrasando el clima. Estamos completando seis viviendas y queda por definir donde construiremos las otras tres”.

“Somos cuatro personas las que trabajamos en esto. Dos pertenecen a Cáritas y la tercera es un amigo que vive en El Maitén. En ocasiones los integrantes de las familias ayudan, pero en general somos cuatro”, manifestó.

En este contexto de declaraciones manifestó que actualmente “se necesitan accesorios para el interior de las viviendas (cocina y baño), estufas a leña, puertas y ventanas. También necesitaríamos mano de obra” para acelerar la construcción de las viviendas.

Vega comentó que la llegada del invierno junto a las lluvias complejiza el avance de las obras “corremos contra el tiempo” y agregó que pese a todo el trabajo no se detiene “desde que comenzamos a levantar las paredes hasta la finalización pueden pasar cinco días”.

Respecto del estado de ánimo de los pobladores del lugar que perdieron sus viviendas sostuvo que “todavía no pueden admitir que lo perdieron todo y reciben ayuda de las instituciones”.

Para finalizar cuestionó “la entrega de cosas que hace el Estado y que no están en funcionamiento. Todavía no llega la línea eléctrica a algunas casas. Los vecinos, hasta que no llegamos con la madera, no caen en que vamos a construir sus casas. Esto les cambia el ánimo, pero también es cierto que en un par de meses no se puede recuperar lo que se consiguió en toda una vida”.       

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí