Con los decretos vigentes y las disposiciones sanitarias para frenar la propagación del coronavirus, la Unidad Regional Esquel (URE) lleva adelante operativos de control en distintos sectores de la ciudad. También se repiten en Trevelin.

Cinco días pasaron ya del inicio de las medidas anunciadas por el Gobierno de la Provincia y el municipio, en sintonía con el DNU de Nación. La comunidad lentamente empieza a acostumbrarse al “nuevo ritmo” después de un fin de semana caótico por la incertidumbre y pocas certezas.

Para asegurar el cumplimiento de las normas y sobre todo garantizar la circulación dentro del horario permitido es que efectivos de la Policía del Chubut realizan procedimientos en diversos puntos del casco urbano.

A partir de las 18 horas ya comienza a observarse mayor presencia policial en la calle. Suelen patrullar los barrios y apostarse en el centro, pero también en las avenidas que habitualmente tienen mucho movimiento vehicular como la Presidente Juan Domingo Perón, por ejemplo.

Los agentes de la fuerza de seguridad solicitan en los controles la documentación obligatoria (licencia de conducir, seguro del automóvil y la tarjeta verde). Al mismo tiempo, consultan sobre el motivo de circulación y certifican el permiso.

El fin de semana, por ejemplo, el jefe de la URE encabezó operativos de saturación nocturnos en los barrios Ceferino, Estación, Badén I y Badén II, entre otros. Producto de los mismos se labraron actas por infracción al artículo 205 del Código Penal y se desbarataron reuniones clandestinas.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí