La propuesta persigue un fin educativo ambiental. Nace a partir de un trabajo conjunto entre el municipio y la Escuela N° 25 de Lago Futalufquen, donde hace más de 15 años se producen plantines que luego sirven para reforestar áreas afectadas por incendios.

A través del espacio impulsado recientemente se intenta emular en parte el buen trabajo que lleva adelante el establecimiento escolar del Parque Nacional “Los Alerces” con el proyecto bautizado “Vivero Niños del Lago”.

La Escuela Municipal de Vivero será coordinada por un equipo docente y en principio estará destinada a chicos de 8 a 13 años. En el trayecto se contará además con el acompañamiento de la Secretaría de Ambiente.

El docente Boris Sáez es uno de los principales impulsores de la iniciativa.

Los alumnos deberán hacer diferentes tareas vinculadas a la actividad de vivero, desde la recolección de las semillas, la visualización del bosque, identificar las plantas nativas del lugar y sus etapas de vida, hasta conocer el entorno.

La Municipalidad posee un vivero destinado exclusivamente a la producción. Esta nueva propuesta hará foco también en la parte educativa, pensando en la importancia de que los chicos a temprana edad vayan tomando conciencia sobre el rol del bosque.

Es preciso mencionar que las plantas que completen el ciclo de vida serán utilizadas para regenerar las áreas de bosques afectadas por el paso de incendios, por ejemplo. 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí