La temporada invernal, quizás como todas aquellas cosas que suceden en forma inexorable, se acerca a paso firme y con ella se renuevan algunas situaciones que desde hace tiempo no encuentran una solución definitiva.

La falta de empleo en la ciudad de Esquel es una problemática que lleva mucho tiempo y que en 2020 recrudeció con el arribo de la pandemia ocasionada por el COVID-19.

La emergencia sanitaria trajo aparejada, en los primeros meses, diversas dificultades porque ante la necesidad de permanecer en los hogares muchos vecinos – especialmente quienes trabajan en el sector informal – se encontraron ante un panorama económico muy complejo. Allí estuvo la asistencia del Estado municipal para muchos de ellos y especialmente la solidaridad de los vecinos.

Un dato para no dejar de tener en cuenta es que durante los primeros ocho meses de la pandemia Esquel no contó con casos positivos. Y es por ello que ahora se plantea la preocupación de qué sucederá con esas familias que siempre están en situación de vulnerabilidad especialmente teniendo en cuenta que ahora sí se cuenta con un número elevado de casos positivos de COVID-19.

Surgirá, como es de prever, nuevamente la necesidad de asistencia por parte de los vecinos al Estado y a aquellas instituciones abocadas a esta acción solidaria.

Si bien es cierto que en este tiempo es difícil proyectar cualquier acción a largo plazo desde cualquier aspecto de la vida, porque la incertidumbre se convirtió en nuestra única certeza, es preciso avanzar en planes que permitan la generación de empleo para adultos y jóvenes.

Los emprendedores, por sólo citar un ejemplo, dan constante muestra de que es posible llevar adelante proyectos. Si esta fuera la decisión, seguramente, muchas instituciones realizarían un importante aporte de ideas.

La asistencia a las familias vulnerables es fundamental y debe existir en todo contexto de emergencia sanitaria y económica como la que atraviesa el mundo actualmente. No obstante pensar a futuro, en generación de empleo, no puede ser una utopía.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí