Los tres grandes objetivos de Ingram

0

El Gobierno de Héctor Ingram tiene tres proyectos puntuales en carpeta que, aseguran, serán un “antes y un después” para Trevelin. Es difícil que se materialicen en el corto plazo, incluso bajo la actual gestión que termina en el 2023. Uno es el polo científico y tecnológico; el segundo, lograr la tan ansiada “renta hídrica”; y el tercero, la pavimentación de la Ruta 259 camino a Chile.

Poco más de una hora le demandó al jefe comunal su discurso ante los diferentes bloques en el Honorable Concejo Deliberante (HCD), al dejar inaugurado el período ordinario de sesiones. Asistieron funcionarios del Gabinete, el juez de Faltas, el diputado Carlos Mantegna y Ricardo Bestene, un hombre de consulta permanente en temas financieros.

El mandatario repasó su primer año al frente del municipio y reconoció que la pandemia del coronavirus alteró los planes iníciales. “Nadie se imaginaba que nos tocaría afrontar y enfrentar, uno de los momentos más difíciles de nuestra historia”, señaló y remarcó que en la localidad empezaron a sentir los coletazos de la contingencia en marzo del 2020.

Realizó un paneo general secretaría por secretaría. Habló del turismo y los logros alcanzados pese a las restricciones por el virus, rescató los avances en materia de obra pública, puso en valor a áreas como Bromatología, mencionó programas culturales, situó al deporte como una gran herramienta de integración y le dedicó varios párrafos a la asistencia social. 

Quizás uno de los segmentos más destacados del discurso fue el final cuando precisó cuáles son los que considera pilares para su gobierno y “generan fundadas expectativas” no sólo puertas adentro del Departamento Ejecutivo Municipal sino que en la comunidad en su conjunto. “Estos implicarán para Trevelin, sin ningún lugar a dudas, un antes y un después”, afirmó Ingram.

Los grandes objetivos a mediano y largo plazo para el Gobierno Municipal son: la largamente promocionada “renta hídrica” que se conseguiría tras la renegociación del contrato de concesión por la hidroeléctrica Futaleufú, el polo científico – tecnológico que pretende radicarse en el viejo hotel de la presa y el pavimento de la 259, camino a Chile.   

El intendente tenía previsto reunir a sus pares de la zona cordillerana, a diputados y autoridades de distintas instituciones para presentar el viernes pasado, en el Salón Central, el proyecto de la renta hídrica. Los voraces incendios en la Comarca Andina obligaron a suspender el encuentro que finalmente sería en el correr de las próximas semanas.

Lo concreto es que los diputados del Frente de Todos, Carlos Mantegna y Rafael Williams, tienen prácticamente listo el proyecto que ingresará en la Legislatura de la Provincia para su tratamiento. La intención es mejorar las condiciones del contrato con la empresa encargada de administrar y explotar los destinos de la represa.

La iniciativa apunta a conseguir una “reparación histórica” con los municipios de la cuenca, Trevelin, Esquel y Cholila. Se pretende una energía más barata para los hogares de la región y un aporte económico más sustancial de la empresa, lo que debería ser destinado a obras de infraestructura que permitan superar el fuerte déficit en materia de servicios públicos.

“Hemos trabajado durante más de un año, para consensuarlo y para generar los apoyos necesarios. Ese proyecto representa para los trevelinenses en particular, pero también para todos los habitantes de esta región, una reparación histórica, necesaria y justa. Pero además una esperanza para que esta región emprenda un camino de desarrollo”, aseveró Ingram.

Por otro lado, aseveró que “seguimos gestionando para lograr el objetivo de convertir lo que queda del ex hotel de la represa Futaleufú en un centro del conocimiento, la tecnología y la ciencia. En próximos días estaremos hablando de ese proyecto con autoridades nacionales, buscando los recursos para comenzar a convertir ese anhelo en realidad”.

Finalmente, también vinculado al desarrollo de la región, “hemos obtenido resultados positivos para que la Ruta Nacional 259 se pavimente. La obra implica además, la construcción de un edificio aduanero integrado, acorde a las necesidades que representa el tráfico internacional en ese puesto fronterizo”, acotó.

Realzó los avances y avisó que “la obra fue incluida en el presupuesto de la Nación. Logramos que Vialidad Nacional ampliara el proyecto incorporando accesos y otras obras que anteriormente no se habían contemplado. Déjenme agradecer aquí al Jefe de Distrito de Vialidad Nacional, Julio Otero, por el acompañamiento a esta gestión”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí