Nuevo Juez de Faltas: Sánchez Albornoz quiere un Juzgado “de cara a la gente”

Esta semana Gabriel Sánchez Albornoz tomó las riendas del Juzgado de Faltas Municipal en Trevelin. Ganó un concurso que empezó en el me de julio. Como principio básico, quiere una oficina abierta al conjunto de la comunidad.

0

Si bien juró de manera oficial el viernes anterior en instalaciones del Honorable Concejo Deliberante (HCD) ante ediles, el intendente Ingram y familiares, lo concreto es que el joven abogado conoció su nuevo despacho y al personal del Juzgado este lunes bien temprano.

Sánchez Albornoz, egresado de la Universidad Nacional de Córdoba,  no dudó al momento de expresar su alegría por este desafío que encara como juez de Faltas en el “Pueblo del Molino”, lo que representa su primera experiencia en un cargo político.

Recordó que su elección es producto de un concurso habilitado allá por el mes de julio y del cual participaron varios abogados de la zona. “Venía del ámbito privado y tenía intenciones de probar lo que es la función pública”, confió entusiasmado.

Avisó que aportará su impronta personal a la gestión y que, fundamentalmente, busca un organismo “de cara a la gente”, es decir que sea un espacio permeable a las inquietudes y demandas del vecino. “Queremos resolver los problemas del infractor y de la comunidad”, enfatizó.

El equipo que lo acompañará es el mismo que viene prestando funciones en el establecimiento municipal. Por el momento no tiene pensado hacer cambios. “Tuve una reunión con el juez de Faltas ad hoc (Roberto Itze) y él me puso en conocimiento de las personas que allí trabajan”, contó.

Por último, Sánchez Albornoz aseguró que se encuentra empapado no sólo de factores vinculados directamente al recurso humano disponible sino que además de las causas más relevantes y la normativa general que rodea al Juzgado.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí