El desafío de emprender en pandemia

“Estoy re feliz con la apertura del local y desde luego arriesgándome porque antes tenía un sueldo fijo”, indicó Lorena Ortega.

0

Cuando muchos comercios, a raíz de la crisis económica, no tienen otra opción que cerrar sus puertas surgen también nuevas propuestas que denotan esperanza para atravesar las actuales circunstancias.

Este es el caso del comercio Paulina Libre que tiene como propietaria a Lorena Ortega vecina de la ciudad quien desde los 18 años trabaja en el rubro comercio y que recientemente abrió el local de venta de indumentaria ubicado en calle 9 de Julio 917 con horario de atención de 9:30 a 13:30 y de 17 a 21:30. “Este es mi lugarcito, lo que siempre soñé y no me canso”, remarcó.

En diálogo con La Portada relató la experiencia de emprender en el marco de la pandemia “tenía una venta de ropa on line y un trabajo fijo, pero en un momento me pregunté por qué no” tener su propio local destinado a la venta de indumentaria para adolescentes.       

“Averigüé el precio de los locales para alquilar. No me pareció caro y me arriesgué. Renuncié a mi trabajo y comencé con el local”, manifestó. Y agregó que “me gusta mucho atender y estar en contacto con adolescentes por lo que busqué marcas para trabajar con ellas”. “Estoy re feliz con la apertura del local y desde luego arriesgándome porque antes tenía un sueldo fijo”, indicó.

Al ser consultada respecto del apoyo recibido para concretar el proyecto aseguró que su familia cumplió un rol fundamental al igual que “otras personas que me dijeron yo te ayudo y después vemos”.      

Para finalizar y en relación a la elección del nombre del local indicó que “yo quería algo que tuviera con la libertad y Paulina me encantó como nombre” pensando además “en la libertad de las adolescentes y de las mujeres que en estos años nos hemos liberado de un montón de cosas”.    

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí