Ante las necesidades del Hospital Zonal de Esquel (HZE) durante la emergencia sanitaria del coronavirus, personal de la Cooperativa “16 de Octubre” decidió hacer una colecta interna y financiar la compra de distintos insumos. En los últimos días hicieron entrega de esta importante donación. 

Estefanía Pelof contó en diálogo con diario La Portada detalles de esta movida solidaria organizada por los trabajadores. Un gran gesto en el marco de una pandemia que hace largos meses afecta al mundo entero y no da respiro. 

“La donación forma parte de una iniciativa pura y exclusivamente de los empleados”, explicó en la entrevista. El primer paso fue la comunicación con las integrantes de la Asociación Cooperadora del HZE para conocer de buena fuente qué elementos hacían falta en el nosocomio. 

Explicó a su vez que empezaron a recaudar fondos entre compañeros de la Cooperativa “16 de Octubre” allá por marzo, cuando comenzaba la cuarentena en Argentina. “Compramos un monitor multiparamétrico para el sector de Pediatría”, precisó orgullosa. 

Destacó que esto permitiría contar con una sala de terapia intensiva intermedia para el Servicio mencionado. “Las donaciones rondan los 150 mil pesos mensuales”, enfatizó en la charla con este medio. 

Son alrededor de veinte las personas que decidieron sumarse voluntariamente a la cruzada solidaria y aportan dinero a la causa. Pelof reiteró que la compra de instrumentos responde a aquello que es sugerido oportunamente por las integrantes de la Asociación Cooperadora. 

Entregaron diferentes insumos, entre los cuales pueden mencionarse dos resucitadores manuales, uno pediátrico y otro adulto, válvulas curvas y una bomba de infusión parenteral al sector de Pediatría.  

Ayuda a merenderos

Por otro lado contó a La Portada que, junto a sus compañeros de la Cooperativa, también hacen una colecta para donar productos alimenticios a los comedores y merenderos de la ciudad. 

“Lo hacemos hace tres meses. Compramos alimentos para diferentes espacios, los que funcionan en las sedes vecinales y en las capillas. En agosto llevamos a la Capilla Don Bosco y a la del Ceferino, ambos dependen de la Prelatura”, indicó. 

Informó que asimismo “llevamos a una vecina que está cocinando en el barrio Lennart Englund y al Chanico Navarro. En esos cuatro ámbitos distribuimos las donaciones del mes en curso”. 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí