En el marco de la recorrida que viene realizando la Comisaría Móvil por los barrios de la ciudad, el subcomisario Edgardo Bahamonde manifestó que los vecinos reclaman mayor presencia policial en horas nocturnas. La semana pasada estuvieron presentes en la sede del barrio Malvinas. La idea es continuar con la propuesta para generar un vínculo de confianza con el vecino y trabajar en un plan de acción para prevenir el delito.

La Comisaría Móvil surgió como una propuesta de la Comisaría Segunda para trasladar el servicio que brinda a los barrios en este contexto de pandemia y así estar más cerca de los vecinos.

“Pretendemos romper estructuras para que el vecino se acerque y pueda dialogar con confianza con la Policía. La visión de un policía de proximidad hace que el trabajo se vea fortalecido y podamos poner en marcha un mecanismo de prevención que sea eficaz para todos”, explicó el subcomisario Edgardo Bahamonde en diálogo con La Portada.

De esta manera sostuvo que el trasladar la jefatura al barrio permite rendirle cuentas al vecino del trabajo que llevan a cabo y de lo que pretenden hacer con los recursos que tienen. “Nosotros buscamos generar un vínculo de confianza con el vecino que conoce la realidad del barrio  y nos puede nutrir de la información que necesitamos  para poner planes de acción y evitar que pasen hechos delictivos”, aseguró.

El subcomisario Bahamonde indicó que la Comisaría Móvil les permite a los vecinos realizar desde una denuncia hasta un trámite administrativo como puede ser una exposición o un certificado de domicilio. “Los vecinos han tomado esta propuesta con mucha responsabilidad y los que más hacen uso de este servicio son las personas mayores que no pueden acercarse hasta la Comisaría Segunda o no tienen la movilidad para hacerlo”, dijo.

En este sentido remarcó que “los vecinos reclaman puntualmente mayor presencia policial en horas nocturnas, que es cuando generalmente pasan los hechos delictivos, así que lo que se está pretendiendo evaluar es cómo atender esa realidad sin desatender a todo el conjunto de la jurisdicción que tenemos”.

Señaló además que es importante que el vecino trabaje en conjunto con la Policía y tome medidas de coacción que permitan prevenir los hechos delictivos. Precisó en este sentido que es importante llamar al 101 cuando se ve a alguien en actitud sospechosa o a un vehículo merodear por el barrio. Aseguró que es importante proporcionar la mayor cantidad de datos para ayudar a su identificación.

El subcomisario contó que el trabajo se ha visto intensificado con la emergencia sanitaria. Además de las tareas tradicionales de prevención y las intervenciones por hechos delictivos o de índole personal, deben realizar controles preventivos en el acceso a la ciudad, acompañar a las personas que provienen de sectores de riesgo y deben quedar en aislamiento y llevar a cabo controles en edificios públicos.

“Tenemos una multiplicidad de atenciones que sin duda alguna hacen que la presencia policial se vea disminuida en algún aspecto”, reconoció. No obstante aseguró que siempre se realizan las recorridas y que el reclamo de los vecinos es que se incrementen.

Bahamonde precisó que “las intervenciones y los requerimientos son de todo tipo pero los vecinos reclaman mayor presencia policial en horas nocturnas que es cuando quienes andan en ese ambiente se aprovechan a cometer algunos hechos delictivos”, y aclaró que “esto no quiere decir que roben de noche sino que es el momento oportuno donde suelen utilizar el factor de poca iluminación para sustraer algunos elementos”.

El subcomisario destacó que llevan adelante una planificación de cómo se pretende combatir ciertas acciones que podrían terminar en delito pero también reconoció que el trabajo es muy dinámico y que eso a veces termina modificando los planes.

Por otra parte confió que se trabaja en dos líneas, la seguridad y en la sensación de inseguridad. “A veces un vecino te dice que el barrio es inseguro porque anda gente caminando que no conoce pero cuando le preguntás qué hecho tuvieron, te responde que le robaron hace 3 años entonces eso no es un hecho de inseguridad porque no hay hechos que lo acrediten”, señaló.

Sin embargo contó que también les ha pasado de llegar a un barrio y enterarse de que robaron hace unos días pero no quisieron hacer la denuncia. En este sentido remarcó que es importante radicar la denuncia ante un hecho delictivo porque en un allanamiento o línea investigativa se puede dar con el elemento sustraído y también porque les permite conocer la cantidad de hechos que pasan en un determinado sector y visualizar por el mapa del delito qué acciones podrían llevar adelante para prevenir que sigan ocurriendo.  

Por último el subcomisario Bahamonde comentó que se encuentran trabajando con la Comisaría Móvil en los barrios Estación, Bella Vista, Malvinas, Jorge Newbery y Winter, donde un sector corresponde a la Primera y otro a la Segunda.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí